Lactalis cede y subirá ya el precio que paga a los ganaderos por la leche

stop

Los productores amenazaban con seguir con movilizaciones, como la que el pasado viernes bloqueó los accesos a la planta de la multinacional, si no aplicaba la subida de manera "inmediata"

Envasado en una fábrica de leche.

en A Coruña, 04 de febrero de 2016 (00:04 CET)

Las protestas que la semana pasada llevaron a cabo alrededor de 600 ganaderos frente a las instalaciones del Grupo Lactalis, en la localidad lucense de Vilalba, parece que han surtido efecto. La compañía, tal y como exigían, ha anunciado que repercutirá sobre las granjas el incremento del precio que perciben por parte de la distribución "a partir de las liquidaciones del mes de enero".

A pesar de que desde Lactalis habían asegurado que compartirían con la distribución "las revalorizaciones de precio ya realizadas, que resultan de la revisión de las modalidades de contratación con la distribución, así como las futuras actualizaciones en los precios de compra que puedan hacer estos operadores" conforme al acuerdo lácteo, los ganaderos exigían que se hiciese de manera "inmediata", de lo contrario, advertían, seguirían con las movilizaciones.

Contexto adverso

Tras reconsiderar su postura, la multinacional apela a la calma. En un breve comunicado expresa su "deseo de estabilidad" para los próximos meses e invita a las organizaciones que no han firmado el acuerdo a que se adhieran al mismo "como marco de colaboración adecuado para el sector". No obstante, recuerda "el contexto adverso" a nivel local e internacional, "en el que los excesos de producción y 'stock' se ven agravados por las caídas de la demanda".

Lactalis es el líder del sector lácteo en Galicia por volumen de leche recogida y envasada y gestiona marcas como President, Puleva, Ramm o La Lechera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad