Sede de Inditex en la localidad coruñesa de Arteixo. ED

La ‘Zaradependencia’ de A Coruña en cifras

stop

Inditex coloca al sector textil como líder en ingresos, creación de empleo y exportaciones; genera más del 50% de la riqueza en el sector industrial

A Coruña, 13 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Antonio Couceiro, el que fuera director general de Begano y conselleiro de Industria en la Xunta de Manuel Fraga, disertaba este viernes sobre la progresiva pérdida de peso del sector industrial en A Coruña, frente al alza del sector servicios. Reconocía el dato como una tendencia habitual en la economía de numerosos territorios pero, a su juicio, peligrosa, pues el sector industrial es clave para sostener el empleo y el dinamismo económico a largo plazo.

Couceiro, presidente de la Cámara de Comercio de A Coruña, presentaba acompañado por el exministro Josep Piqué el plan de promoción industrial elaborado por la entidad para la comarca. En el resumen del extenso documento aparecía un dato llamativo. El área de confección era la principal actividad industrial de la zona y de manera muy destacada. Según el informe, la elaboración de ropa concentraba prácticamente los mismos ingresos que la industria metalúrgica, la maderera y la fabricación de bebidas juntas, a pesar de contar estos sectores con la embotelladora gallega de Coca-Cola, Begano, o el fabricante de Estrella Galicia, Hijos de Rivera. El factor clave está, lógicamente, en Inditex.

El empleo

La multinacional de Amancio Ortega tiene diez fábricas en Arteixo y una en Ferrol. A pesar de que su red de proveedores se extiende por todo el mundo, de Marruecos a China, su producción en Galicia le basta para empujar a la confección al liderazgo de la industria en A Coruña. El tamaño de la compañía dueña de Zara, con una capitalización en bolsa de 83.000 millones, distorsiona todas las magnitudes.

Su influencia se hace notar especialmente en el empleo. De las 174.300 personas afiliadas en el conjunto del Estado al sector textil, el 7,17% se sitúa en Galicia, una cifra superior al peso relativo que tiene en población. Al dato contribuyen, obviamente, empresas como Textil Lonia --la distribuidora de las marcas Purificación García y Carolina Herrera-- Adolfo Domínguez o Bimba y Lola. Pero la diferencia es abrumadora. Inditex factura 25.000 millones y Lonia, el segundo grupo gallego del sector, 400 millones.

Cotejando los datos del IGE con la cifra de trabajadores del grupo de Amancio Ortega, Inditex concentra más del 65% del empleo vinculado al sector textil, unos 8.000 trabajadores de 12.500 ocupados a cierre de marzo.

Exportaciones: A Coruña supera a Pontevedra

Con las exportaciones sucede algo parecido. Un estudio presentado por el profesor Albino Prada para el encuentro que todos los años realiza el Foro Económico de Galicia en A Toxa exponía que el peso de las exportaciones gallegas se rebajaría en dos puntos porcentuales sin Inditex y PSA Citröen, otro motor fundamental en la economía de la comunidad. Pasarían del 7,5% al 5,4% del total del Estado, tomando como referencia los datos de 2015. Es decir, razonaba el economista, el buen comportamiento de las ventas al exterior se convertiría en un ratio mucho más ajustado al PIB y con necesidades de mejora.

Los datos del Instituto de Comercio Exterior (Icex) presentados en abril de este año atribuyen al sector textil el liderazgo de las exportaciones gallegas, con 5.319 millones de un total de 21.676. Prácticamente, la cuarta parte. La automoción, con PSA Citröen como referencia, se quedó en 4.883 millones. El empuje de Inditex situó a la provincia de A Coruña como líder en esta materia, ya no solo por el peso del textil, sino también por el efecto de arrastre en otros sectores, por ejemplo, la exportación de mobiliario o tecnología para las tiendas.

La creación de riqueza

El informe Ardán, que edita el Consorcio Zona Franca de Vigo, midió la generación de valor añadido bruto de las empresas gallegas, lo que podríamos identificar con la generación de riqueza. La conclusión, tomando como referencia el ejercicio 2015, es que Inditex concentra más del 50% del valor añadido que genera la industria en A Coruña.

En la comarca, las tres primeras áreas de actividad están vinculadas a la multinacional: mayoristas de ropa, minoristas de ropa y diseño.

- Respecto a los mayoristas, dice Ardán que concentra el 29,4% de la riqueza generada. A Inditex correspondería “el 99,1%”. “En cuanto al empleo dicha empresa concentra el 76,79% del total del sector en la comarca de A Coruña”, insiste el documento.

- En cuanto a los minoristas de prendas de vestir, concentran el 24,4% del valor añadido bruto. “En este sector se han analizado 36 sociedades, de las cuales las nueve primeras posiciones en cuanto a VAB comarcal generado pertenecen al grupo Inditex, obteniendo un peso sobre el sector en la comarca del 99,45% en cuanto a Valor añadido generado y un 99,17% del total del empleo generado en la comarca por el sector”, remacha el informe.

- El diseño especializado sumaría otro 5,95% de la riqueza generado en el área de influencia de A Coruña. “De las 18 empresas localizadas en la comarca de A Coruña, diez pertenecen a Inditex. Dichas sociedades concentraron el 95,31% del empleo generado en la comarca por el sector en 2015”.

Estos datos colocan en manos de la multinacional más del 50% de la riqueza generada en la comarca de A Coruña en un año. En el conjunto de Galicia, el textil sumaba 565 empresas que representaban el 25% de los ingresos y el 26,4% del valor añadido, liderando ambas magnitudes. El dato es impactante si se tiene en cuenta que en el mismo territorio hay casi 4.000 constructoras que apenas suponen el 8,7% de los ingresos.

Inversión en el extranjero

A pesar del perfil bajo que ha mantenido Amancio Ortega e, incluso su fundación, ahora popularizada por el donativo millonario a la sanidad pública, a Inditex se le ha atribuido influencia en casi todo. Bloomberg dedicó en marzo un reportaje a los efectos de la compañía en A Coruña, argumentando que el flujo de trabajadores y la presencia de directivos con altos salarios había generado una red paralela de servicios de “alto nivel”, aunque se limitaba a citar peluquerías modernas y bares sofisticados (como los que hay en otras ciudades gallegas).

El efecto Amancio Ortega sí que es perceptible en la atracción de talento hacia A Coruña, por la necesidad constante de diseñadores y proveedores tecnológicos, y en el mercado inmobiliario, tanto en la salida de propiedades caras como en el mercado del alquiler.

El propio Ortega fue en 2016 el único baluarte de la inversión de Galicia en el extranjero. Así lo refleja el estudio A Economía Galega, editado por Afundación, que atribuía a su sociedad Pontegadea el 90% de los 1.343 millones que destinó Galicia al extranjero ese año.

Hemeroteca

Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad