La zapatería de Inditex marca otro récord: 900 millones en ventas

stop

La facturación de Tempe, que se consolida como primera empresa española de calzado, creció un 3,3% en 2013

Pablo Isla, presidente de Inditex, al lado de las instalaciones de Tempe en Elche

27 de agosto de 2014 (20:39 CET)

Amancio Ortega y el imperio Inditex siguen marcando récords. El último de ello va asociado al negocio del calzado. Tempe, la gigantesca zapatería del grupo gallego, ubicada en Elche (Alicante), finalizó 2013 con una facturación que sobrepasa los 904 millones de euros. Un 3,37% más que el año anterior, cuando rozó los 875 millones según los datos del propio grupo.

Tempe es la sociedad encargada de todas las colecciones de zapatos del grupo Inditex. Realiza el diseño y los modelos, controla la producción y se encarga de la distribución a las tiendas del mundo. La confección de calzado se lleva a cabo tanto desde la propia fábrica de Alicante como desde los talleres de proveedores externos contratados.

58 millones de pares de zapatos


El pasado ejercicio, Tempe también batió su propio récord en cuanto a pares de zapatos distribuidos, casi 58 millones frente a los 52 millones del ejercicio anterior.

Cuando la compañía aún no había dado a conocer las magnitudes correspondientes al año 2013, ni se conocían los pares distribuidos en ese ejercicio, ya se daba por sentado que la de Amancio Ortega se había convertido, de largo, en la primera empresa de calzado de España. Desde Inditex siempre se han mostrado reacios a otorgarse ese título. Sostienen que no manejan datos macroeconómicos que lo acrediten.

Lo tiene mucho más claro el propio ayuntamiento de Elche que califica a la compañía como “la mayor distribuidora y productora de calzado de la localidad y de España”.

La facturación se duplicó durante la crisis

Las ventas de Tempe han ido en aumento, sin fallar ni un año, aún a pesar del inicio de la crisis. De hecho, la facturación de la compañía se ha duplicado desde 2007, cuando rozaba los 483,5 millones.

Tempe ha crecido en paralelo al aumento de las cifras del grupo y al hecho de que, desde 1990, cuando comenzó a fabricar calzado para Zara Niño, ha ido asumiendo, año tras año, la producción de los zapatos de todas las cadenas del grupo.

Una producción once veces mayor en una década


Su ascenso ha propiciado la apertura de filiales internacionales como Tempe México, Asia y Tempe India. Además, cuenta con oficinas en Brasil.

El impulso definitivo de Tempe llegó en 2002, con la creación del actual centro logístico de 24.500 metros cuadrados, que da servicio a todas las cadenas del grupo. Entonces, el número de pares de zapatos que se distribuía era once veces menor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad