La Xunta planta cara a Ence y esgrime sus competencias medioambientales para la concesión en Lourizán

stop

Ante la seguridad de la empresa de que permanecerá 75 años más en Pontevedra, el gobierno gallego revela que su informe será determinante

Cristina Díaz

El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, al lado de una imagen de la factoría de Ence | EFE
El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, al lado de una imagen de la factoría de Ence | EFE

24 de septiembre de 2013 (20:26 CET)

La Xunta planta cara a Ence. Hasta el momento, las declaraciones sobre el futuro de la pastera en Lourizán por parte del Gobierno gallego habían sido medidas. No obstante, la seguridad de la que hizo gala un directivo de la compañía acerca de la posibilidad de que permanezca 75 años más en la ría de Pontevedra han obligado al Ejecutivo a responder de forma contundente.

El pasado fin de semana, el consejero delegado del grupo papelero y energético, Ignacio de Colmenares, se jactó en una entrevista concedida a El País de la más que segura continuidad de la fábrica en Pontevedra, aún a pesar de que su concesión actual expira en 2018. El cargo de Ence se amparaba en la nueva ley estatal de costas.

¿Ampliación de la planta?

Tan convencido se mostró Colmenares que incluso adelantó que la compañía de José Luis Arregui prepara nuevas inversiones en la planta, que podría ser ampliada. Es más, la firma habría abandonado ya la búsqueda de una ubicación alternativa.

Las declaraciones han motivado una respuesta por parte de la Xunta. Fuentes oficiales de la consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, dirigida por Agustín Hernández, aseguraron a este medio “desconocer las condiciones que pretende plantear Ence” al Ministerio de Agricultura para renovar su concesión por un máximo de 75 años.

“No debe pensar que permanecerá sí o sí”

“En todo caso, la empresa no debe pensar que va a permanecer sí o sí en la Ría de Pontevedra, ni que lo va a hacer en las mismas condiciones que en la actualidad”, aseguran desde la consellería.

Y es que en la ecuación que hace Ence, la opinión de la Xunta de Galicia apenas es relevante. En sus declaraciones, Colmenares asegura que la nueva Ley de Costas permitirá al grupo prorrogar la concesión hasta un máximo de 75 años. “Es lo que próximamente vamos a solicitar. La autorización depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, previo informe medioambiental de la comunidad autónoma”, indicó.

“Pero tenemos claro que ese informe saldrá bien porque su redacción no es caprichosa, debe ajustarse a una serie de parámetros y Ence ha invertido mucho dinero y esfuerzos en convertir la planta gallega en un referente medioambiental mundial en el sector industrial”, aseguró.

Informe “determinante”

Ante estas declaraciones, el mensaje del departamento de Agustín Hernández es claro. El informe de la Xunta “será determinante”, a pesar de lo que opine la pastera. “No cabe pensar que una empresa como Ence pueda continuar en su localización actual sin el visto bueno de la administración competente en materia medioambiental”, asegura.

La empresa ya había minimizado el papel de la administración gallega el pasado julio, en la presentación de sus resultados trimestrales. Entonces aseguraba en su comunicación remitida a la CNMV que “en el reglamento que desarrolla la nueva Ley de Costas queda explicitado que para la concesión de una prórroga será necesario un informe previo medioambiental de las comunidades, pero este no será vinculante para el Estado”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad