La Xunta pide a Pescanova claridad y a la CNMV “agilidad en sus decisiones”

stop

Sobre un posible cambio de gestores, Rueda se remite a la empresa y al regulador

Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta de Galicia / E.P.

16 de abril de 2013 (13:17 CET)

El vicepresidente de la Xunta, Alfondo Rueda, ha exigido este martes “claridad” sobre la situación económica de Pescanova, al tiempo que ha demandado que, una vez se haya presentado el concurso de acreedores, su tramitación sea “lo más ágil posible”. El dirigente ha pedido igual rapidez a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la toma de decisiones.

Lo cierto es que esta jornada todas las miradas están puestas en el regulador bursátil después de que durante la jornada de ayer no se concretase de forma oficial si Pescanova remitió las cuentas de 2012 que le exigía el organismo con la firma de los miembros del consejo de administración. Además, diversas fuentes han apuntado al enfado de la CNMV por la comunicación de la multinacional en la que su presidente, Manuel Fernández de Sousa, reconoció que había vendido acciones durante los meses anteriores a la solicitud del preconcurso de acreedores.

Cambios en la cúpula directiva

“Lo primero es la claridad. La CNMV debe ser lo más ágil posible en el ejercicio de las competencias que le corresponden a partir de los datos que se vayan sabiendo”, apostilló.

Sobre un posible cambio de gestores en Pescanova, Rueda replicó que “le corresponde decidirlo a los órganos de dirección de la propia empresa y, en toda caso, a las decisiones que tenga que tomar la CNMV”.

"La Xunta lo que tiene que decir es que todo lo que se haga sea rápido y pensando en algo fundamental, que Pescanova tiene que seguir permaneciendo y manteniendo su importancia en el tejido económico y sus puestos de trabajo en Galicia. También en exterior, pero especialmente en Galicia", aseveró.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad