La Xunta negó su apoyo a Deloitte en la crisis de Pescanova

stop

Sodiga, que controla más de un 9% del capital de Frinova, se abstuvo en la votación de la junta general para aprobar las cuentas presentadas por los administradores concursales

Planta de Pescanova en Chapela, Pontevedra / EFE

29 de mayo de 2014 (13:13 CET)

La Xunta aportó unos cuatros millones del total de los 56 millones de euros del crédito sindicado que pactó el año pasado la banca para reflotar Pescanova. Pero poco más hizo. Al menos, si se atiende a su participación como accionista de las filiales de la multinacional que acaba de salir de concurso de acreedores. Es el caso de Frinova, en la que Sodiga, la sociedad de capital riesgo dependiente del Igape, controla un 9,63% del accionariado.

El acta de la reunión de la junta general de accionistas de Frinova, celebrada en Chapela el pasado 16 de diciembre, y a la que ha tenido acceso Economía Digital, muestra claramente que los dos administradores de Deloitte, Senén Touza y Santiago Hurtado, no contaron con el respaldo de la Administración gallega para sacar adelante las cuentas de 2012. De hecho, el representante de la sociedad de capital riesgo de la Xunta se abstuvo en al menos dos de las votaciones, mientras que el resto de accionistas, que tenían como administrador único a Deloitte, decidieron aprobar las propuestas.

Abstenciones

Frinova, con sede en O Porriño, tiene en su accionariado a Sodiga (9,6%), y también a Pescanova SA (controla el 90,3%) y testimonialmente a la controvertida sociedad Novapesca Trading, una especie de banco malo del grupo pesquero donde se aglutinaba la deuda encubierta durante años. El año pasado arrojó pérdidas por valor de más de dos millones.

El representante de Sodiga en la junta general de Frinova se abstuvo a la hora de aprobar  las cuentas anuales y el informe de gestión, así como la gestión del administrador único, cargo que desempeñaba Senén Touza, correspondiente al ejercicio económico cerrado a diciembre de 2012. Así consta en el acta de la reunión. Tampoco apoyó la el informe de auditoría elaborado por la firnma BDO Auditores. Sodiga también se abstuvo en otro punto del orden del día de la junta, por el que se acordaba aprobar la propuesta de aplicación del resultado efectuada por Deloitte.

Malestar con la gestión o simple medida preventiva ante el proceso judicial entonces en curso, lo cierto es que la Xunta vio como el año pasado los gestores de Frinova, todavía con Manuel Fernández de Sousa al frente, y en la antesala de la crisis, decidieron suprimir su consejo de administración, para pasar a contar con un administrador único, Pescanova. En Frinova Xesgalicia, a través de Sodiga, es accionista de una de las filiales que han servido al grupo con sede en Vigo para articular un endeudamiento al margen del balance de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad