La Xunta necesita 80 millones y más de una década para acabar el polígono de Morás

stop

La Consellería de Infraestruturas, a través de Xestur, destinará este año 18 millones a la urbanización del mayor parque industrial de Galicia

Vista parcial del polígono empresarial de Morás, en Arteixo

A Coruña, 23 de enero de 2017 (20:01 CET)

Cinco años después de que se paralizasen las obras y casi una década después de que entrasen por primera vez, las máquinas están más cerca de regresar al que se vendía como el polígono industrial "más grande de Galicia". La Consellería de Infraestruturas e Vivenda ha anunciado este lunes una inversión de 18 millones de euros para avanzar en la urbanización del parque empresarial de Morás, en Arteixo.

En una primera fase, el Ejecutivo autonómico tiene previsto actuar sobre una superficie brura de 1,1 millones de metros cuadrados –de un total de 1,5 millones, que podrían ampliarse hasta 4 millones– , lo que dará como resultado 599.211 metros cuadrados de superficie útil de parcelas, según informó la Xunta tras el consejo de administración de Xestur en el que se comunicó el plan de actuación en el citado parque empresarial.

La administración gallega adjudicó en 2008 las obras de urbanización del polígono a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Puentes y Calzadas y Daviña por un importe de 33,2 millones de euros. Años más tarde, la Xunta reconoció la contratación por baja temeraria sobre el precio de licitación –52,2 millones– y aceptó un sobrecoste de seis millones de euros que, sin embargo, no impidieron que las obras se paralizasen en 2012.

A estas cantidades hay que sumar las partidas correspondientes a expropiaciones y viales de acceso, que elevan el total de la actuación hasta los 80 millones de euros. Mientras, la Xunta y Xestur siguen sin ingresar ni un solo euro por el uso de las parcelas. Su estado actual no las hace atractivas, y eso es lo que quieren cambiar.

Comercialización

Para dinamizar el desembarco de empresas y recuperar parte de la inversión, la Consellería de Infraestruturas anuncia "nuevas fórmulas", como precios bonificados y el derecho de superficie, "que supone obtener un alquiler simbólico con derecho a compra". La urbanización de los terrenos, que es lo que financiará la Xunta con estos 18 millones de inversión, permitirá dotar al polígono de servicios de los que ahora carece, como un acceso decente a unas parcelas cuyo único inquilino en los últimos años ha sido la vegetación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad