La Xunta mediará ante el cierre de Panrico en Santiago

stop

Los trabajadores piden su intervención para evitar el fin de la actividad dentro de un mes

Joan Casaponsa, nuevo consejero delegado de Panrico

25 de julio de 2012 (00:25 CET)

El comité de empresa de la fábrica de Panrico en Santiago asegura que tiene el compromiso de la Xunta de que solicitará una reunión con la dirección del grupo empresarial, que ha tomado la determinación de cerrar la factoría antes de que acabe agosto echando a más de 100 trabajadores a la calle.

La pasada semana la dirección del grupo de pan de molde y bollería industrial confirmó la noticia a los trabajadores, que tenían sus reservas sobre el futuro de la histórica planta después de que el consejero delegado, Joan Casaponsa, decidiese en mayo aplicar medidas para recuperar la viabilidad de la compañía.

Precedentes

La primera planta que echó el cierre fue la de Sevilla, con 197 empleados. Sin embargo, el comité de empresa defiende que en este caso, los empleados fueron recolocados en otras factorías.

“También en Valladolid la mediación institucional de la Junta modificó la pretensión inicial de cierre y actualmente se negocia la continuidad con una fuerte inversión tecnológica”, indican los trabajadores, que amparándose en esto, piden la mediación de la Xunta de Galicia.

Según informan, el director xeral de Relacións Laborais de la Xunta, Odilo Martiñá, se comprometió a informar a la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, y a gestionar una reunión con Grupo Panrico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad