La Xunta investiga a Ryanair y Rumbo por inflar los precios tras el accidente

stop

El Instituto Galego de Consumo abre inspección a las empresas tras la denuncia de una asociación de consumidores

Aviones de Ryanair

14 de agosto de 2013 (16:58 CET)

La batalla que mantienen Ryanair y Rumbo acusándose mutuamente de inflar los precios de dos billetes de avión con destino a Santiago horas después del accidente de tren, ya tiene mediador. El Instituto Galego de Consumo ha abierto una inspección a las dos empresas a raíz de la denuncia de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu).

El objetivo es investigar el posible incremento de precios que afectó a los familiares de una víctima del Alvia siniestrado, que pretendían volar desde Madrid a Santiago la noche después del accidente. Sus reservas, realizadas a través de Rumbo, pasaron de costar 471 euros a 800 en unas horas.

Desde entonces, la aerolínea irlandesa y la agencia online intercambian reproches. Ryanair incluso amenazó con acudir a los tribunales si Rumbo no le proporcionaba una “explicación satisfactoria” de lo ocurrido. La explicación del portal de reservas es que la compañía subió los precios.

Posibles sanciones


Ceaccu ha indicado este lunes que, de haberse producido este "posible incremento de precios", se habría realizado una "práctica desleal" por suponer "la explotación por parte del empresario o profesional de cualquier infortunio". Y es que los hechos denunciados, ha reclamado la organiación, pueden constituir una "infracción grave de consumo" por la "realización de práctica comercial desleal en su modalidad agresiva".

A este respecto, el Instituto Galego de Consumo ha informado a esta organización de consumidores de que "se ha procedido a iniciar las actuaciones necesarias por parte de la Inspección de Consumo para poder esclarecer los hechos y, en su caso, proceder a la apertura de los correspondientes expedientes sancionadores".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad