La Xunta exige a T-Solar la devolución de todas las ayudas recibidas

stop

La empresa de Isolux, ahora en concurso y con su planta cerrada, recibió 14 millones en inyecciones de Igape y Xesgalicia, y contó con avales públicos por otros 15 millones

16 de julio de 2013 (17:07 CET)

La Xunta se ha plantado con T-Solar, la fábrica de paneles ourensana propiedad del grupo Isolux que en su día aspiraba a ser líder el Europa. El conselleiro de Economía, Francisco Conde, anunció esta mañana en una visita a San Cibrao das Viñas que la Administración gallega acaba de abrir un expediente a T-Solar y a Isolux “para e reintegro de las ayudas públicas concedidas, al constatar el incumplimiento de las condiciones pactadas para la recepción de las mismas en lo tocante al mantenimiento de la actividad y los puestos de trabajo".

Conde, según una nota de la consellería, señaló que “la Xunta mantiene una comunicación muy fluida con el comité de empresa, con quien tuvo una reunión hace tan sólo unos días", "El Gobierno gallego continuará trabajando tanto con los representantes de los trabajadores como con el administrador concursal". Todo ello con "el objetivo común de identificar un proyecyo que sea viable desde el punto de vista económico, financiero, y de mantenimiento de los puestos de trabajo".

Ayudas millonarias

El conselleiro apuntó que, además de defender los intereses públicos, con la reclamación de la devolución de las ayudas y del trabajo conjunto de todas las partes, la Xunta vuelve a instar a Isolux a que “mantenga su compromiso con Galicia y permita dotar de viabilidad a T-Solar".

Entre subvenciones de la adminsitración autonómica y central, así como avales para préstamos, T-Solar recibió al menos 65 millones de euros en cinco años. En cuanto a la Administración gallega, el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) aportó una subvención de 5,8 millones.

Otros ocho millones fueron a parar al capital social a través de la sociedad pública Xesgalicia entre 2008 y 2010. Además, el Igape concedió un aval de 10 millones. En 2010, la Xunta bendijo otro préstamo de cinco millones más. Según las cuentas de la empresa, el Ministerio de Economía concedió una subvención de 6,4 millones en 2007.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad