Helicóptero del 061 de Inaer, actual Babcock, en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo

La Xunta entrega al expresidente de Inaer los helicópteros de urgencias

stop

El servicio de helicópteros del 061 que operaba Inaer desde que se creó pasa a manos de Habock, la empresa de su expresidente, por nueve millones

en A Coruña, 08 de agosto de 2018 (04:55 CET)

La Consellería de Sanidade ha adjudicado el servicio de helicópteros del 061, las aeronaves con base en Santiago y Ourense, a la empresa Habock Aviation, que presentó la única oferta aceptada en el concurso público. Habock se hace con el contrato de cuatro años con una oferta de 9,08 millones, algo más de un millón por debajo del presupuesto de licitación, 10,1 millones.

Será la primera vez que una empresa distinta a Inaer, ahora integrada en el grupo británico de aviación Babcok, gestione el servicio. La oferta de Babcok fue excluida del concurso por incumplir una de los requisitos técnicos del pliego, pues los helicópteros “no permiten que en cualquier estación del año la célula sanitaria tenga una temperatura controlable al no poder utilizarse el sistema (de refrigeración) en vuelo ni adoptar la decisión de uso del aire acondicionado después de iniciado el vuelo”, según relata la resolución de la mesa de contratación.

La antigua Inaer recurrió su exclusión pero sus argumentos fueron desestimados por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública. Habock fue la única oferta aceptada y, finalmente, adjudicataria del contrato.

El contrato vuelve al expresidente de Inaer

Al frente de Habock está Luis Miñano, el que fuera fundador y presidente de Inaer durante la etapa en la que consolidó su hegemonía en Galicia. La empresa, además de encargarse hasta ahora de los helicópteros del 061, también tiene el servicio de extinción de incendios y de salvamento marítimo y es uno de los socios de la Xunta en el desarrollo de drones en el aeródromo de Rozas.

La mayoría de contratos ahora en manos de Babcock, la multinacional británica que compró Inaer en 2014, los consiguió por primera vez de la mano de Miñano, quien ahora está compitiendo con su antigua empresa en cuanto concurso se celebra en España. En Galicia acaba de arrebatarle el primer contrato.

Babcock, la antigua Inaer, tiene 15 días para recurrir y dos meses si opta por la vía del contencioso 

Según las fuentes consultadas, Babcock no se dará por vencida y tiene en mente recurrir la adjudicación. La empresa ha estado en desacuerdo tanto con los motivos por los que fue excluida como en la valoración de la mesa de la oferta de Habock. En el mismo sentido se pronunció el SLTA (Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos), sindicato mayoritario en Babcock. Tras la notificación de la adjudicación, fechada el uno de agosto, hay un plazo de 15 días para presentar recurso ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública. La otra posibilidad es abrir la vía del contencioso administrativo en un plazo de dos meses. 

Polémicas en los helicópteros de la Xunta

Antes de que estallara el caso del llamado cártel del fuego, Inaer lidió con notables polémicas en Galicia. La más sonada la imputación del director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, y de otros dos cargos de Medio Rural por la adjudicación a dedo de los helicópteros para la extinción de incendios en 2012, una causa que fue archivada a comienzos de este año.  

A Inaer también vendió la Xunta en 2012 dos helicópteros de salvamento marítimo por 13,5 millones después de haberlos adquirido durante el Gobierno de Manuel Fraga por 27 millones, operación que fue muy criticada por la oposición. De hecho, el Partido Socialista llegó a solicitar una fiscalización de todos los contratos de Inaer después de que este medio destapara una sanción de nueve millones de la Audiencia Nacional por simular préstamos para eludir impuestos durante la etapa de Miñano como presidente.

Hemeroteca

Xunta PSOE PP
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad