La Xunta, entre los grandes acreedores de Sargadelos

stop

La administración otorgó un crédito de casi un millón de euros en 2011 a través de Xesgalicia

06 de marzo de 2014 (17:23 CET)

El histórico Grupo Sargadelos ha solicitado la suspensión de pagos a la espera “de poder llevar a acuerdos en breve con los distintos acreedores y levantar la situación concursal”. Entre las entidades a las que la compañía cerámica adeuda dinero se encuentra la propia Xunta de Galicia, si se atiende a los últimos resultados presentados por la empresa.

En ellos se explica que el 25 de mayo de 2011, el fondo Adiante 2000 a través de Xesgalicia concedió un préstamo participativo con garantía hipotecaria con una duración de siete años y un período de carencia hasta el 30 de junio de 2013. El importe, según las propias cuentas de la Administración gallega se eleva hasta los 950.000 euros (el fondo Adiante repartió entonces cerca de 12,5 millones de euros entre una decena de compañías).

Plan de viabilidad

En un comunicado remitido esta tarde a los medios el grupo destaca que “sigue adelante” con su plan de viabilidad y que los accionistas “apuestan plenamente por la viabilidad del negocio”. Se muestran optimistas de cara al futuro, añade, y confían en las líneas de trabajo que se están poniendo en marcha “y que están comenzando a dar sus primeros resultados”.

Estas líneas de trabajo, explica el grupo en la nota de prensa, "tienen como objetivos fundamentales la mejora de la gestión comercial de los puntos de venta, la expansión tanto nacional como internacional, el rejuvenecimiento de la marca en base a lanzamiento de nuevos productos y potenciar la comunicación".

El ERE endeudó a Sargadelos

"Todas estas acciones están encaminadas a garantizar la continuidad del proyecto, con más de dos siglos de historia y seguir siendo un referente y una de las señas de identidad de la cultura gallega, así como preservar el máximo número de puestos de trabajo posibles", resalta.

Sargadelos apunta al "importante deterioro de las ventas en los últimos años", "ha provocado que la empresa se encuentre en una delicada situación financiera, derivada fundamentalmente de las pérdidas y de la deuda contraída como consecuencia del ERE que afectó a 70 trabajadores en pasado mes de diciembre de 2013".

La Xunta, optimista

Finaliza indicando que "después de varios meses de negociaciones en busca de la financiación necesaria por diversas vías --venta de patrimonio, Administración, bancos...--, se ha agotado el plazo preconcursal, para conseguir la financiación que le permitiese regularizar su situación con los ex trabajadores y los compromisos de pagos que tenía contraídos y evitar así el concurso de acreedores".

Por otro lado, el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, se mostró este jueves optimista respecto a que Sargadelos puede llegar a un acuerdo con los acreedores para superar la situación concursal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad