La Xunta dio una ayuda de 1,5 millones a Lactalis, el grupo lácteo multado por Competencia

stop

El Igape otorgó la subvención en junio de 2014 a Leche de Galicia, la filial del grupo francés con planta en Vilalba; nueve meses después, la investigación a la compañía derivó en una sanción de 11,6 millones

R. Rodríguez

Núñez Feijóo durante su visita a la planta de Lactalis en Vilalba con motivo de la ampliación de las instalaciones en 2013
Núñez Feijóo durante su visita a la planta de Lactalis en Vilalba con motivo de la ampliación de las instalaciones en 2013

en A Coruña, 18 de mayo de 2015 (06:08 CET)

El Grupo Lactalis es uno de los principales actores del sector lácteo gallego, donde está presente con Leche de Galicia y Lactalis Compras y Suministros, dos sociedades con domicilio en Vilalba, donde se levanta una planta que da trabajo a más de 200 personas. Es una de los mayores conglomerados en su área de negocio, con marcas como President, Puleva, Ramm o La Lechera, y es capital en la comunidad, pues su actividad y la de Leche Río equivalen a cerca del 40% de la leche que se recoge en Galicia.

Quizá por ello, el 30 de junio de 2014, el Igape concedió a su filial, Leche de Galicia, una subvención de 1,483 millones destinada a proyectos de inversión y cofinanciada con fondos europeos. Leche de Galicia se dedica a la transformación y envasado para suministrar al resto de sociedades del Grupo Lactalis. Es la otra pata de la compañía francesa en territorio gallego. Formaba una unidad con Lactalis Compras y Suministros, que se escindió en 2005 y que opera actualmente como central de compras.

Sanción de 11,6 millones

En aquel momento, Lactalis Iberia, el holding con el que opera en España el grupo francés, estaba siendo investigada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a raíz de un estudio sobre el sector lácteo remitido por el Servicio para la Defensa de la Competencia de Castilla y León y de una denuncia formulada por la Unións Agrarias contra las empresas transformadoras de leche.

Aquel proceso derivó en una sanción a 11 empresas, entre las que estaban Danone, Corporación Alimentaria Peñasanta, Nestlé España, Puleva Food, Central Lechera Asturiana, Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña, Asociación de Empresas Lácteas de Galicia, Central Lechera de Galicia y Senoble Ibérica. De la cuantía total, 88,2 millones, a Lactalis correspondió la tercera multa más elevada, 11,6 millones.

Prácticas irregulares

Competencia las acusa de prácticas anticompetitivas como intercambiar información sobre precios de compra de leche de vaca crudavolúmenes de compra de ganaderos y excedentes de leche. Esta informacion les permitía ajustar a la baja los precios que pagaban a los ganaderos.

El grupo francés, al igual que otros miembros del llamado cartel lácteo mostraron su disconformidad con la sanción y decidieron recurrirla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad