La Xunta destinará más de 850 millones a la sanidad 'privada' de Vigo hasta 2021

stop

Es el año que finaliza el convenio con Povisa, que prevé un máximo de 75 millones al año; la concesionaria del Álvaro Cunqueiro recibirá 68 millones por ejercicio por la construcción y los servicios del complejo

Núñez Feijóo, en una imagen de archivo, visita las obras del Hospital de Vigo

en A Coruña, 10 de noviembre de 2015 (03:44 CET)

El modelo concesional elegido por Núñez Feijóo para levantar el nuevo hospital de Vigo, así como el renovado convenio con Povisa, obligará a la Xunta a destinar más de 850 millones en los próximos cino años a empresas privadas que operan en el área sanitaria viguesa.

En los presupuestos para el próximo año se han reservado 68 millones para la concesionaria del Álvaro Cunqueiro por los pagos pendientes de la construcción y prestación de servicios, además de otros 14 millones para dotar de nuevo equipo al complejo. Extrapolando datos, la cuantía a invertir en el nuevo hospital, 82 millones, equivale casi al 70% de la inversión directa del Gobierno gallego en Vigo, 119,8 millones, si bien en esta partida sólo están asignados los 42 millones del canon por la construcción del hospital. Las otras se asignan a la cuenta de transferencias corrientes.

Por encima de los 800 millones

El convenio firmado con Povisa, el hospital privado de José Silveira Cañizares, puede añadir a la suma un pago máximo de 75 millones por la derivación de pacientes de la sanidad pública. Fue rubricado en 2013 por el periodo máximo que permite la ley, ocho años con la posibilidad de dos más de prórroga. Povisa atenderá a un máximo de 139.000 pacientes y la Xunta asume un gasto anual de 540 euros por cada uno.

Es previsible que el centro del grupo Nosa Terra no alcance el máximo anual. Sobre todo, si el Álvaro Cunqueiro consigue arreglar el desastroso arranque y lavar su imagen entre los ciudadanos. Si las tarjetas sanitarias que pasan por Povisa alcanzan el tope, los 75 millones del convenio y los cánones del Álvaro Cunqueiro absorberán 858 millones del Gobierno gallego hasta septiembre de 2021, fecha en la que vence el acuerdo con Povisa si no se prorroga. Esta cuantía iría directamente a las empresas. Al margen quedarían otras partidas, como el gasto en equipamiento o farmacéutico.

Desglose

Los plazos en el caso del nuevo hospital de Vigo, se alargan bastante más. El Gobierno gallego debe pagar una cuenta de 1.360 millones hasta 2035. La adjudicación se realizó por 20 años e incluye la prestación de servicios no clínicos, un amplio abanico que va desde la restauración a la lavandería, pasando por la desinfección o la seguridad, así como otros servicios accesorios y subcontratados, como el aparcamiento o la cafetería.

El pago máximo previsto por estos trabajos es de 56,3 millones anuales, aunque el pliego advierte que dicho importe "se determinará a partir del nivel efectivo de disponibilidad y calidad de los servicios". Del mismo modo, también permite a la concesionaria ingresos de otras empresas por la cesión de espacios en el complejo, como pueda ser, la cafetería.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad