La Xunta concede un aval de 2,5 millones para la planta de Clesa

stop

Los nuevos propietarios accederán a un crédito de 5 millones para reactivar la fábrica en Caldas de Reis

Factoría de Clesa en Caldas

11 de octubre de 2012 (18:33 CET)

La Xunta ha concedido, a través del Igape, un aval de 2,5 millones de euros a la cooperativa Alcolact, nueva propietaria de la planta de Clesa en Caldas de Reis.

Con este aval, el grupo lácteo podrá movilizar un préstamo bancario de cinco millones de euros, destinados a completar la operación de compra y a relanzar la actividad de la planta, estancada durante la gestión de los anteriores propietarios, el grupo Nueva Rumasa.

La empresa llegó a declararse en administración concursal el pasado año. Tras la adquisición de la planta por parte de Alcolact, hace algo más de dos meses, el grupo de cooperativas se ha comprometido a “triplicar” el cuadro de personal y a impulsar un aumento de la actividad.

El triple de trabajadores en 2 años

La operación de compra y relanzamiento de Acolact cuenta con un plan de financiación que incluye, además de las aportaciones de los socios cooperativistas implicados, un préstamo participativo de 3,2 millones de euros concedido por la Consellería de Economía, a través de Xesgalicia.

La actividad en esta planta industrial ocupa inicialmente a 30 trabajadores directos, con expectativas de triplicar este cuadro de personal en los próximos dos años. Los nuevos gestores ha manifestado que para los futuros puestos tendrán muy en cuenta al personal que salió de la fábrica después del expediente de regulación de empleo (ERE) que sufrió el pasado año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad