La Xunta apuesta por que Privilege sea comprada por otro grupo

stop

Los trabajadores, que quieren hacerse con las riendas de su propia empresa, dicen que el Gobierno gallego prefiere que sean adquiridos por los valencianos Compac

05 de junio de 2012 (22:09 CET)

Los trabajadores de la empresa Privilege, en Narón, siguen adelante con su pretensión de hacerse con su empresa, ante el proceso concursal en la que está inmersa debido a los problemas económicos del grupo italiano Quarella. Y siguen adelante a pesar de que sostienen que no cuentan con el apoyo de la Xunta, que apuesta por que la factoría de conglomerado pétreo para encineras encuentre un comprador.

En la tarde del martes, representantes de la empresa Privilege Advanced Surfaces se reunieron con miembros de la Xunta de Galicia, en concreto de la Consellería de Economía e Industria, dirigida por Javier Guerra. En esa reunión, según aseguran los trabajadores, la Administración gallega “volvió a tirar por tierra” la propuesta que defienden los empleados. Ellos abogan por crear una sociedad anónima laboral aportando cada uno su indemnización. Así serían ellos mismos quienes gestionasen una factoría que aseguran es rentable, pues asún sigue teniendo pedidos ahora, inmersa ya en un ERE temporal.

Compac, un grupo con problemas económicos

“A pesar de que les explicamos nuestra posición porque creemos que es lo mejor, la Xunta ahora no lo ve claro y dice que hay interés por parte del grupo valenciano Compact”, explica un de los representantes de los trabajadores que añade: “La verdad no nos da ninguna seguridad por que, por lo que sabemos, este grupo ya tiene él sólo muchos problemas económicos”.

Privilege está participada en un 60% por Quarella, en un 20% por el Gobierno central por Sepides y en otro 20% por la Xunta a través de Xes Galicia. Hace justamente tres meses que los 73 trabajadores de la factoría comenzaron a plantearse la posibilidad de llevar ellos mismos las riendas de la empresa ya que aseguran que es rentable.

Comentan que fue el propio conselleiro Guerra el que les planteó la posibilidad de crear una sociedad anómima. Una posibilidad que no parece ver de forma nítida.

Sociedad Anónima Laboral

De los 73 trabajadores, finalmente unos 50 fueron los que decidieron seguir adelante y pedir ayuda a la Administración gallega para poder ser los dueños de su propio trabajo. Muchos empleados cercanos a la jubilación decidieron que la aventura en Privilege tocaba a su fin, sin embargo, el grueso de la plantilla quiere seguir adelante. “Por lo menos hasta que no venga un grupo solvente a comprarnos”, dicen.

A pesar de las reticencias del Gobierno gallego, los empleados de Privilege "van a por todas" con su intención de crear una sociedad anónima laboral. Pero temen que el tiempo se les eche encima. El próximo día 21 finaliza el ERE temporal en el que está inmersa la empresa. Tienen miedo de que dé paso de inmediato a un ERE de extinción.

Por el momento, cuentan con la ayuda de los grupos de oposición a la Xunta, que presentarán en el Parlamento gallego preguntas al respecto del futuro de esta empresa naronesa, que se creó en los años de la reconversión del naval.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad