La Xunta aparca la recuperación del Monte Neme mientras litiga con la minera en los tribunales

stop

El Gobierno gallego mantiene el pleito contra Leitosa mientras el plan de rehabilitación del espacio acumula casi dos años sin ejecutarse

Vista de la cumbre del Monte Neme | Salvemos Cabana

en A Coruña, 29 de octubre de 2015 (17:12 CET)

La rotura de una balsa minera en el Monte Neme provocó el vertido de 24.000 metros cúbicos de agua y lodos sobre las parroquias coruñesas de Razo da Costa (Carballo) y Aviño (Malpica). Desde entonces, la rehabilitación del espacio está pendiente de la batalla judicial que libran la empresa minera, Leitosa, la aseguradora AXA y la Xunta para dirimir quién se hace cargo de una factura de más de casi 800.000 euros, los costes en los que valoró el Gobierno gallego la restauración del entorno.

Mientras la causa gana complejidad tras la disolución de la empresa Leitosa, que recibió al menos 600.000 euros en ayudas pùblicas, la rehabilitación y, por tanto, la seguridad del Monte Neme sigue en el aire. La Xunta activó un plan de restauración hace casi dos años. Sin embargo, una investigación de Salvemos Cabana detectó que las únicas actuaciones acometidas en el entorno de las balsas y la cantera se limitaba a dos carteles de advertencia, "sin haber señalizado en ningún caso las zonas de peligro de caída en los taludes, cortados verticalmente en algunos puntos varias decenas de metros y donde existe riesgo de accidente".

"El perímetro continúa completamente desprotegido y tampoco se ha procedido a la desecación de las balsas mineras lo que, más allá de la instalación de tuberías de drenaje en el lugar del suceso, continúan suponiendo un peligro potencial", criticaba el colectivo.

El alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, reconoció en declaraciones recientes a La Voz de Galicia que "hay un problema de seguridad" y que los concellos no han cobrado ni un euro por la rotura de la balsa. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad