La Xunta abre la puerta a que Comar y Egasa tengan dos nuevos casinos en Galicia

stop

Modifica la ley de juego para que las casas de juego existentes puedan abrir una sucursal en la provincia

José Collazo Mato (Comar) y José González Fuentes (Egasa)

22 de octubre de 2014 (20:17 CET)

Alberto Núñez Feijóo sigue la estela que Esperana Aguirre dejó en Madrid con respecto al sector del juego y, tal y como en su día hizo la popular, abre la puerta a la instalación de nuevos casinos en la comunidad. Más concretamente, da luz verde a la apertura de sucursales de las salas de juego ya existentes mediante la modificación de la ley 14/1985 que regula el juego y las apuestas de Galicia.

La modificación, recogida en el proyecto de ley de medidas fiscales que la Xunta ha presentado junto con los presupuestos del próximo año, pone en bandeja a los dos grandes grupos gallegos del juego, Comar y Egasa, que abran, si así lo solicitan, sendas sucursales de sus actuales casinos. El primero en A Coruña y el segundo en Pontevedra.

Sólo para las grandes del juego

La normativa modificada por la Xunta indica que “únicamente se autorizará la instalación y funcionamiento de un casino en cada provincia, en todo caso, deberá contar en un radio de 25 kilómetros del lugar de emplazamiento, medidos en línea recta, con un asentamiento de población superior a los 300.000 habitantes”.

En la actualidad, en la comunidad gallega hay dos casinos. El Casino Atlántico, de Comar, ubicado en el centro de A Coruña, y el Gran Casino de A Toxa, en Pontevedra, cuyo accionariado se reparte entre Egasa y el gigante catalán Cirsa.

Sector en crisis


Ambos establecimientos acabaron el pasado año en números rojos. El de A Coruña finalizó con un negativo de 95.000 euros, mientras que el de A Toxa superó el millón de euros en pérdidas.

La ley modificada por la Xunta indica que se respetarán las situaciones actuales de los casinos. Añade, no obstante que, “se podrá autorizar a cada uno de los casinos de juego la instalación y puesta en funcionamiento de una sala adicional que, formando parte del casino, se encuentre situada fuera del recinto o complejo donde esté situado este pero dentro de la misma provincia y en las condiciones que regulatoriamente se determinen”.

Tras los pasos de Madrid


En conjunto es una modificación muy similar a la que adoptó en su día Madrid, que permitió, en el tiempo en el que contaba con la llegada de Eurovegas, que los dos casinos presentes en la comunidad (el de Torrelodones y el de Aranjuez) pudiesen abrir sendas sucursales en la ciudad, algo hasta entonces prohibido.

De esa modificación se benefició, y mucho, el grupo Comar, de José Collazo Mato. Dueño del casino de Aranjuez, invirtió 15 millones para abrir una sucursal en plena Gran Vía que, según fuentes del sector, le está reportando importantes beneficios.

Antigua reclamación

En Galicia, la reclamación de Cirsa y Egasa de poder abrir un casino en el centro de Vigo es antigua. Recientemente, José Fuentes, presidente del grupo de juego coruñés, manifestó que, si bien no tenían comunicación por parte de la Xunta de la variación normativa que se proyectaba, comenzarían de inmediato con el proyecto en caso de recibir luz verde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad