La viguesa Koala gana la guerra a la piratería china tras entrar en El Corte Inglés, Lidl y Carrefour

stop

EXPANSIÓN

Sede de la viguesa Koala

Vigo, 16 de junio de 2015 (00:00 CET)

La fabricante de accesorios de hostelería Koala Internacional acaba de cerrar un contrato para el suministro sucesivo de copias de sus últimas patentes a los diferentes centros de El Corte Inglés en España, al tiempo que está en negaciones para la venta de más lotes de su nueva gama de productos a Carrefour, Lidl y Continente Portugal. La operación representa un salto de gigante de esta firma viguesa para adentrarse en la gran distribución española y la del país vecino. Según fuentes de la compañía, los acuerdos también alcanzan a la personalización de artículos de "prestigiosas marcas de bebidas y refrescos", cuyos nombres la dirección prefirió omitir.

La suscripción de estos acuerdos de venta con los gigantes de la distribución supone un espaldarazo económico a la empresa viguesa y un reconocimiento a su pelea contra la piratería china. Parte de sus productos habían sido pasto de la copia ilegal asiática, que son colocadas en los mercados con una menor calidad y precio sobre el producto gallego. En palabras de su director gerente, Francisco Barberá, "los chinos copian, pero no siempre bien, lo malo es que copian y según las leyes de patentes internacionales no puedes denunciarles, pero sí al distribuidor europeo que compra copias ilegales a fabricantes chinos".

Más de 100.000 unidades

En concreto, según las previsiones de la dirección, de sus últimas invenciones --de las que la empresa posee la exclusividad para los próximos 10 años-- venderá en el próximo trienio en torno a 120.000 unidades. "Un canal importante que estamos abriendo --añade-- es la personalización con el logo de marcas de bebidas y refrescos", uno de los clientes cautivos de su gama de productos. Precisamente, esta exclusiva parte del negocio, por el momento, está lejos del alcance de los fabricantes e imitadores chinos.

Koala comercializa desde su planta de O Porriño un reducido catálogo de utensilios para la hostelería, tales como sacacorchos, hieleras, cubiteras, soportes para botellería y pinzas, en muchos casos imitados hasta la saciedad. El último invento patentado, cuyas ventas a la cadena de centros de El Corte Inglés fueron cerradas precisamente a finales de mayo, es una ingeniosa hielera que produce perfectas esferas individuales, con base de agua, zumos o refrescos, aplicadas como refrescante a las copas con bebidas alcohólicas.

Exportaciones

Las conversaciones desarrolladas sobre acuerdos de venta trascienden las fronteras españolas e incluyen también varios países europeos y las principales potencias emergentes de Latinoamérica. En el viejo continente, destacan como destinos Francia, Alemania, Italia, Suecia, Finlandia, Suiza y Bélgica, mientras que en el otro lado del Atlántico figuran los potentes mercados de Brasil y México, así como las economías de menor empuje que constituyen Chile y Perú. En la actualidad, según la firma, Koala ya exporta habitualmente el 50% de su producción a estos países. "Esperamos que con estas innovaciones sea el mismo porcentaje", explica su director gerente.

La guerra de Koala contra la piratería ha dado sus frutos y le ha permitido un desahogo en momentos complejos, una situación en las que se han visto no pocas empresas directamente afectadas por las imitaciones asiáticas. Barberá defiende el producto gallego y español por una cuestión de costes, y sugiere que puede avecinarse un cambio de tendencia en la producción. "En la actualidad -explica- entre la bajada del euro frente al dólar, más las subidas de la moneda asiática, la subida de salarios, los impuestos y la mano de obra en China, compensa comprar a empresas que fabrican en España".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad