La 'vieja' Pescanova vuelve a la carga contra la banca 

stop

Afirma que se enteró por una nota de prensa de la cancelación del crédito supersenior "pese a su condición de consejero" y que desconoce si continúa vigente la comisión de 300 millones por la activación del préstamo 

Instalaciones de Pescanova

en A Coruña, 09 de mayo de 2016 (12:16 CET)

La vieja Pescanova ha asegurado desconocer los términos y efectos de la cancelación del crédito supersenior de 125 millones de euros activado por la banca para lograr liquidez en Nueva Pescanova y, principalmente, si se cancela también la comisión de 300 millones de euros asociada a dicho préstamo.

Es la idea principal del comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores esta mañana, en el que vuelve a cargar contra la banca, censurando que "pese a su condición de consejero" de nueva Pescanova, se enteró de la cancelación del crédito por una nota de prensa, en lugar de "por los cauces internos".

Decisión de la banca

Fuentes de la antigua Pescanova han señalado que si se mantiene la millonaria comisión lastrará las cuentas de la pesquera. El consejo de administración de la vieja Pescanova, que ostenta una participación del 20% en la compañía gallega, capitaneada ahora por los bancos con el 80% del capital restante, ha señalado que la oferta de financiación no formaba parte del convenio de Pescanova, ni del de sus filiales.

"Se trataba de un compromiso asumido unilateralmente por determinados acreedores concursales, en el marco del plan de viabilidad que acompaña el convenio. En ningún caso tenía Nueva Pescanova el deber legal o convencional de aceptar esa oferta de financiación", ha señalado.

"El consejo de administración de Pescanova, ni en su sesión del 28 de abril de 2014 ni en ninguna otra anterior ni posterior, se obligó a tomar (aceptar) el crédito supersenior", ha señalado la vieja Pescanova, para quien la suscripción del crédito supersenior ha sido "un acto de voluntad discrecional" adoptado el 29 de diciembre pasado por el que entonces era administrador único de Nueva Pescanova, que "no se deduce ni resulta exigible en virtud de ningún convenio concursal o disposición legal".

Confusión

La vieja Pescanova aclara de esta manera lo que, a su juicio, se está dando a entender de manera confusa. La activación de la financiación que, temen, puede lastrar de manera significativa las cuentas de la compañía "no formaba parte del convenio de Pescanova ni de sus filiales".

En la misma línea, indican que "desconocen los términos y efectos de dicha cancelación sobre el patrimonio de Nueva Pescanova" y, en especial, "si se cancela también la comisión de 300 millones de euros".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad