La venta del negocio asegurador salva los muebles de Unnim

stop

RESULTADOS DEL PRIMER SEMESTRE

Jordi Mestre

10 de agosto de 2011 (17:48 CET)

Unnim sigue aprobando por los pelos y de hecho, si no fuera por los ingresos extraordinarios que le ha generado la venta del 50% que retenía de su negocio asegurador, podría haber suspendido.

En el primer semestre del año, la única alegría para Jordi Mestre --el nuevo presidente de la unión de las cajas de Terrassa, Sabadell y Manlleu-- y su equipo han sido los 34 millones de euros que Aegon y Reale han pagado por la mitad del negocio asegurador que aun no se había vendido. Gracias a estos ingresos extraordinarios la caja catalana ha obtenido un beneficio de 25,4 millones, que a pesar de esta operación, supone el 8,7% menos que en el mismo periodo del 2010.

Unnim, que suspendió las pruebas de solvencia de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), sigue lastrada por el ladrillo y por el proceso de integración. La entidad admite que la fusión --de la que se cumple un año-- le ha costado algo más de 59 millones sólo en este primer semestre.

Buena parte de esta cantidad se ha destinado al expediente de regulación de empleo (ERE) que, de momento, ya ha afectado a 376 profesionales. En esta partida, que Unnim ha preferido contabilizar en los resultados a diferencia de otras cajas fusionadas segun ha podido saber Economía Digital, también se incluyen los gastos extraordinarios provocados por la adecuación de su red de oficinas, que se ha reducido en 149 instalaciones.

La morosidad se ha disparado en 79 puntos (un 14% más) hasta superar la delicada zona del 6%. Concretamente, esta ratio se sitúa en el 6,34%, tras crecer desde el 5,55% y ha obligado a provisionar 455 millones para insolvencias de sus clientes.

Unnim considera que dispone de una cobertura de mora del 112% ya que suma a esta partida “las garantías reales hipotecarias”, es decir el valor revisado a la baja de los inmuebles atados a hipotecas dudosas. Durante los primeros seis meses, la caja comercializó, por un importe de 209,9 millones, 791 viviendas de las aproximadamente 3.000 que componen su cartera.

Congelados

La cuenta de resultados de Unnim, por lo tanto, refleja la atonía general de su negocio recurrente, que según los datos publicados por la propia entidad, pesan más bien poco en los beneficios del semestre. De hecho, en el mejor de los casos, sus actividades principales están congeladas. Otras caen considerablemente.

En esta última situación se encuentra la evolución del crédito. Los préstamos siguen cayendo, lo ha hecho al 6,6% adjudicando 19.431 millones, debido a la “debilidad de la demanda” explicada en la práctica desaparición de las promotoras inmobiliarias, que antes copaban este mercado, según Unnim.

Por otro lado, la fuerte competencia de los últimos meses para captar depósitos ha minado el margen de intereses de la caja hasta los 103,8 millones, el -30,7%. El margen bruto se detrae el -0,8% hasta los 214 millones. Por su parte, el saldo total de los depósitos administrados asciende hasta los prácticamente 16.000 millones, el -0,3%. Hasta junio, Unnim acumuló un saldo total de 2.488 millones en planes de ahorro, rentas vitalicias y planes de pensiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad