Tramo de la AP-9

La venta de la dueña de la AP-9, paralizada por orden del juez

Un Juzgado de lo Mercantil de Madrid aceptado las medidas cautelares solicitadas por Globalvía ante la contraorferta de Corsair para hacerse con Itínere

La venta de Itínere, la dueña de Audasa, concesionaria de la autopista AP-9, vuelve a encallar en los tribunales. En esta ocasión, la batalla que el fondo Corsair y el grupo Globalvía tienen abierta por hacerse con el control de la compañía se ha topado con un juzgado de lo Mercantil de Madrid que ha aceptado las medidas cautelares solicitadas por la segunda.

Globalvía habia solicitado dichas medidas ante la contraorferta que Corsair realizó hace apenas unas semanas para comprar las participaciones de Sacyr, Abanca y Kutxabank en Itínere, según informaron fuentes del proceso.

La decisión de Sacyr

La aceptación de las cautelares se produce el mismo día en que Sacyr celebró una reunión extraordinaria de su consejo para determinar si mantenía su acuerdo con Globalvía o aceptaba la oferta planteada posteriormente por Corsair por la participación del 15,5% que tiene en la empresa de infreaestructuras. Fuentes de Sacyr confirmaron haber recibido dichas medidas cautelares, pero declinaron hacer más comentarios sobre la operación.

De esta forma, vuelve de nuevo a quedar en suspenso la operación de venta de Itínere que sus socios llevan buscando desde hace años.Tras la paralización de todo proceso de desinversión durante la crisis, la operación estuvo casi un año pendiente del arbitraje que Sacyr y el resto de minoritarios instaron contra Corsair ante la Cámara de Comercio de Madrid por las trabas que estaba poniendo a la venta de sus participaciones.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad