Autopista AP-9 a su paso por el municipio coruñés de Miño

La venta de la concesionaria de la AP-9 encalla en los tribunales

stop

Parte de los accionistas de Itínere, entre ellos Abanca, esperan que un arbitraje resuelva la venta después de dos años de conflicto

en A Coruña, 20 de febrero de 2018 (05:00 CET)

La Corte de Arbitraje de Madrid, dependiente de la Cámara de Comercio, dirime actualmente el embrollo en el que se ha convertido la venta de Itínere, la propietaria de la concesionaria de la AP-9. Lo hace desde hace prácticamente dos años, cuando se anunció la venta de la sociedad y trascendieron las diferencias entre los accionistas, que finalmente acudieron a la mediación del tribunal para desbloquear la operación.

Las fuentes más optimistas apuntan ahora a una solución al conflicto que no llegará antes de final de año, tras el verano. La guerra accionarial, según las mismas fuentes citadas por El Economista, tendrá su momento más trascendental en el mes de junio, cuando está previsto celebrar las vistas que dirimen el conflicto en la propia Corte de Arbitraje de Madrid. Por tanto, los accionistas que quieren desinvertir en Itínere, entre ellos Abanca, deberán esperar todavía unos meses más.

Reparto de fuerzas

No fue hasta el año pasado cuando accionistas como Sacyr, Abanca y Kutxabank acudieron al arbitraje, pero el conflicto ya llevaba un año larvado, tras el anuncio de la práctica venta de Itínere en julio de 2016. El fondo norteamericano Corsair, que detenta un 38% de la matriz de Audasa y es su primer accionista individual, se opone a la venta del paquete conjunto que suman Sacyr, Abanca y Kutxabank, que ronda el 57% del capital. Frente a ese peso accionarial, el fondo norteamericano juega con los derechos políticos para impedir la venta, que todo parece indicar sería a Globalvía, también participada por fondos de inversión.

Como heredera de las cajas, Abanca es actualmente el segundo accionista de Itínere, con un 23,8% del capital, por delante de Sacyr, que tiene un 15,5%. Similar paquete (el 16,2%) está en manos de Kutxabank. Este grupo accionarial no solo tiene enfrente a Corsair. También a Liberbank, que controla un 5,8% de Itínere. Liberbank heredó el paquete tras la integración de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

El origen

La caja vasca, por su parte, habría iniciado otro arbitraje frente a Corsair para romper los pactos parasociales que mantiene, y así despejar la venta. En la última presentación de resultado de Abanca, Juan Carlos Escotet, su presidente, se mantuvo prudente sobre la resolución del conflicto y apenas dio pistas. Abanca tiene dos consejeros en Itínere, que es la propietaria del 100% del capital de la gestora de la Autopista del Atlántico.

De cerrarse finalmente la venta, la Autopista del Atlántico habrá cambiado de manos por cuarta vez en diez años. La concesionaria de Itínere, de cerrarse la operación, estará bajo control de Globalvía después de pertenecer a Sacyr, Citi y el fondo norteamericano Corsair.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad