Mario Conde / ED (archivo)

La ‘vendetta’ de Mario Conde: reclama al Estado 50 millones de euros

El entorno del expresidente de Banesto demandará al Estado tras el archivo de la Operación Fénix, por la que permaneció dos meses en prisión

El expresidente de Banesto, el banquero gallego Mario Conde, así como sus hijos, Alejandra y Mario, y otra decena de personas reclamarán al Estado unos 51 millones de euros tras el archivo de la Operación Fénix, por la que se investigó tanto al empresario como a su entorno por once delitos, entre ellos, el supuesto blanqueo de 13 millones de euros que, se pensaba, podían proceder de la quebrada entidad. 

Según fuentes jurídicas, Conde, que llegó a estar dos meses en prisión incondicional por estos hechos, reclama unos 16 millones de euros, mientras que su hija Alejandra, que permaneció el mismo tiempo en arresto domiciliario, reclama 10,5 y su otro hijo, Mario, 9,5 millones de euros.

La familia de Conde, exculpada

Según publica La Información, la familia espera presentar la demanda en los próximos días, una vez queden justificados todos los gastos que se demandan. 

Hace algo más de un año, la sección tercera de la Sala de lo Penal ratificó la decisión del juez Santiago Pedraz y confirmó el archivo de la causa tres años después de que esta diera comienzo, al considerarse probado que los 13 millones que estaban en cuestión no fueron blanqueados, sino que procedían de unos fondos depositados en Suiza antes de que el banquero fuera condenado por los casos Banesto y Argentaria Trust. 

Una investigación que comenzó en 2016

La sala se hacía eco, de este modo, del informe pericial de la Agencia Tributaria, según el cual los ingresos se habrían producido en los años 80, tras la venta de la empresa Antibióticos y el cobro de honorarios de intermediación en la venta de Laboratorios Abelló.

Esos hechos, según la justicia, tuvieron lugar antes de que Conde empezara a trabajar en Banesto y antes de que se produciesen las apropiaciones indebidas por las que sí fue condenado. Estos fondos, concluye, “no proceden de una actividad delictiva”. 

Así fue como se cerró una investigación iniciada en abril de 2016 y que no fue sencilla, ya que requirió de numerosas comisiones rogatorias a países como el Reino Unido y Suiza y que supuso el regreso a prisión del exbanquero al que se atribuyeron, además de blanqueo, delitos como alzamiento de bienes, pertenencia a grupo criminal y ocho delitos fiscales, al igual que el resto de investigados que ahora reclaman ser indemnizados.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad