La última derrota de Martinsa contra Manuel Jove

stop

La Justicia desestima el recurso presentado contra el empresario gallego por la valoración de Fadesa

Manuel Jove

14 de enero de 2013 (23:40 CET)

Este lunes se fraguó la enésima derrota del empresario vallisoletano Fernando Martín, presidente de Martinsa, contra el gallego Manuel Jove, que en 2006 le vendió la inmobiliaria Fadesa por 4.045 millones de euros.

La Audiencia Provincial de A Coruña ha rechazado el recurso presentado por Martinsa contra una sentencia del Juzgado Mercantil que desestimaba la demanda que la inmobiliaria interpuso contra Jove. Le reclamaba 1.576 millones de euros, derivados de una mala valoración de Fadesa.

Millonarias costas judiciales

La sentencia dictada ahora por la Audiencia Provincial, igual que la del Mercantil, impone el pago de las millonarias costas judiciales a los demandantes.

Martín siempre denunció que tanto Jove como su consejero delegado, Antonio de la Morena, suministraron a la tasadora CB Richard Ellis datos falsos en 37 activos (entre suelo y promociones inmobiliarias). Estos datos habrían servido, según Martinsa, para inflar el precio de venta de Fadesa y habrían provocado un daño patrimonial de 1.576 millones de euros.

Recurso ante el Supremo


La Audiencia Provincial, en su sentencia del 28 de diciembre, concluye que “no se ha justificado que se haya pagado un precio por encima del valor de mercado de Fadesa”. Contra este fallo cabe todavía la posibilidad de un recurso de casación en el Supremo.

Esta no ha sido, ni mucho menos, la única vez que el presidente de Inveravante ha vencido a Martín en los juzgados. A finales de 2012, se celebró otro juicio en el que los administradores de Martinsa demandaron, de nuevo, a Jove y De La Morena por la venta de unos terrenos en México.

Los terrenos mexicanos

Los terrenos de Manuel Jove en el municipio mexicano de Loreto formaron parte de la venta de Fadesa a Martinsa en el 2006. Estas tierras estaban llamadas, por aquel entonces, a ser el cimiento de una suerte de nuevo 'Cancún' inmobiliario que aprovecharía Fernando Martín. No fue así. La venta se firmó en 118 millones de euros, aunque los administradores concursales de Martinsa presentaron, posteriormente, una tasación independiente que rebajaba su valor hasta los 10 millones.

Tampoco en este caso tuvo suerte Martinsa. Ninguno de los argumentos de la administración concursal convencieron al juez, que desestimó la totalidad de la demanda. En este caso, al menos, el magistrado no condenó en costas a ninguna de la partes implicadas.

La 'cruz' de Martín

A lo largo de los años, la compra de Fadesa le ha traído muchos quebraderos de cabeza a Fernando Martín. En 2006 se interpretó que el vallisoletano había conseguido la gran operación de su vida. Los casi 4.100 millones de euros de Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por Martinsa y su socio Martín Criado sobre la inmobiliaria gallega le permitían acceder a una bolsa de suelo de 26 millones de metros cuadrados, activos cuya valoración el propio Martin situó en 10.536 millones de euros. 

La presencia internacional de Fadesa, en más de una docena de países, era otra de las bazas a favor de la operación. A ello se sumaba la complementariedad que pasaba por la casi nula presencia de la inmobiliaria de Jove en el mercado de Madrid, donde reinaba Martín, necesitado de terreno fuera de la capital.

Cierre de 2012

Pero en julio de 2008 Martinsa-Fadesa entró en el concurso de acreedores más grande de la historia empresarial española. La inmobiliaria se declaró insolvente con un pasivo que superó los 7.000 millones de euros. Hubo que esperar cuatro años, hasta marzo de 2011, cuando se dio por superado el concurso.

El pasado año, la inmobiliaria registró una pérdida neta de 341 millones de euros hasta septiembre, lo que supuso reducir en un 31,2% los números rojos contabilizados en el mismo período de 2011.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad