La UE critica inversiones y sobrecostes en los puertos de A Coruña, Ferrol y Vigo

stop

El informe del Tribunal de Cuentas europeo cuestiona el 95% de los fondos aportados por Bruselas a Langosteira y el 90% de los de Caneliñas

Puerto exterior de A Coruña

en A Coruña, 23 de septiembre de 2016 (12:13 CET)

Jarro de agua fría para los puertos gallegos. El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea cuestiona la rentabilidad y viabilidad de buena parte de las inversiones en infraestructuras portuarias en su informe de fiscalización de las ayudas al sector del transporte marítimo en la UE.

En total, los auditores han examinado 37 proyectos en todo el continente, 12 de ellos España, entre los que figuran la construcción del los puertos exteriores de A Coruña y Ferrol y la ampliación de los muelles de Vigo.

Proyectos cuestionados

El informe es especialmente crítico con los cuatro puertos españoles que ya examinó en 2010 y ha vuelto a reexaminar. En este grupo está el puerto exterior en Punta Langosteira, donde cuestiona el 95% de la inversión europea (257,5 millones) para un proyecto que costó 590 millones y apenas se usa el 10% de su capacidad, y el ferrolano de Caneliñas, cuya capacidad alcanza apenas el 25% de la prevista. Tuvo un coste de 110,9 millones y contó con una subvención europea de 39 millones, el 90% de la cual (35 millones) está fuertemente cuestiona por falta de uso o infrautilización.

En cambio, el Tribunal de Cuentas avala la ampliación de los muelles en Vigo, que costó 48 millones y contó con casi 28 millones de la UE, así como el de almacenamiento de coches en la terminal de transbordadores de Vigo, que contó con 15 millones de la UE y costó 20. No obstante, reprochan el sobrecoste de cinco millones de euros de la primera de estas actuaciones.

A estos proyectos se suma también la ampliación del puesto de inspección fronteriza de mercancías del puerto vigués, que costó dos millones de euros, de los cuales 750.884 euros los financió la UE.

Coruña se defiende

La Autoridad Portuaria de A Coruña, tras conocer el demoledor informe, no tardó en apuntar que las apreciaciones del Tribunal de Cuentas corresponden a los tres primeros años de vida de un puerto "planificado y diseñado para ser explotado durante las próximas décadas".

En este sentido, recuerda que en el último año se incrementó en un 50% la superficie concesionada y se triplicó su actividad de carga y descarga de mercancía. Además, desde la última visita de las autoridades europeas, el puerto estrenó conexión a la red viaria de alta capacidad y se escuda también en una reciente encuesta en la que los colectivos sociales y empresariales de la ciudad sitúan a esta infraestructura como el principal motor de desarrollo de la urbe y su área metropolitana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad