La siderúrgica de Manuel Añón en Brasil echará a andar este febrero

stop

La primera fase del proyecto se pondrá en marcha el próximo año, mientras se estudian posibles alianzas con la madrileña Network Steel, de la que el empresario gallego es consejero

Añón en un acto de presentación del proyecto de la factoría en Seará

26 de noviembre de 2013 (00:46 CET)

La crisis ha llevado a muchos grandes empresarios a abrir la venta y mirar hacia el exterior. Manuel Añón, el presidente de Hierros Añón, el hombre que vendió Siderúrgica Añón a Celsa por más de 400 millones de euros y perdió 25 cuando fue desalojado del capital de Novagalicia Banco tras el rescate europeo, es uno de ellos. Con la mirada puesta en el mercado brasileño, el larachés ha puesto los cimientos de diversos proyectos en el país carioca, y uno de ellos está preparado para empezar a caminar. Una nueva planta siderúrgica en el Estado de Ceará, al norte del país, que según las previsiones iniciará trabajos el próximo febrero.

Las obras para montar la ingente siderúrgica carioca se desarrollan sobre un superficie de 148,3 hectáreas y son supervisados personalmente por el propio Añón, según medios locales. Desde un inicio, las previsiones apuntaban a que el montaje de la planta, que depende de la sociedad Siderúrgica Latino-Americana (Silat), se llevaría a cabo en tres fases. La primera estará lista este 2014.

Fábrica de mallas y de laminados


En febrero estará concluida la fábrica de mallas, mientras que a finales del verano próximo debería estar ya en funcionamiento la de laminación. Así se daría cumplimiento a la primera fase del proyecto siderúrgico. Fuentes empresariales indican que, no obstante, Hierros Añón ya está trabajando en la puesta en marcha de la segunda fase de la planta, la que tiene que ver con la laminación de paneles y que según la previsión inicial entraría en funcionamiento en septiembre de 2016. La tercera fase, que implica la creación de la acería, se proyecta para agosto de 2018.

La agencia de fomento económico de Ceará, Adece, posee una participación del 10% en la compañía impulsada por el empresario gallego. El 28 de diciembre de 2012, tras un año de negociaciones, la compañía firmó el contrato de financiación con el Banco do Nordeste do Brasil (BNB). Los préstamos suscritos con dicha entidad corresponden a aproximadamente el 70% de toda la inversión necesaria para construir la primera fase de la planta, que ronda los 150 millones de euros.

Adiós a la cementera

Pero este no es el único proyecto que ha relacionado a Añón y Brasil en los últimos tiempos. Cuando la idea de la siderúrgica se puso en marcha, también se habló de otra posibilidad de inversión en el país. Añón participaría en la empresa Cementos Okita. De la mano de un socio local se haría con el 55% del capital. No obstante, pasados casi dos años de aquellas especulaciones en prensa lo cierto es que el proyecto cementero parece haber quedado en el camino de forma definitiva.

Lo que parece más factible es que el grupo Añón pueda iniciar algún proyecto complementario al de la siderúrgica de Ceará con los trabajos que desarrolla en Brasil la empresa Network Steel, con la que ya mantiene alianzas en España. Fundada en 2002, la compañía es una de las principales empresas de trading de acero en Europa, según su propia web. Sus cuarteles generales están en Madrid y en Shangai y, según indican, la empresa “ofrece a los más potentes productores de acero un socio profesional para la exploración de mercados y la obtención, financiación y transporte de sus productos, así como ofrecer el soporte necesario para las operaciones de los clientes en los mercados internacionales”.

Alianzas


Sin ir más lejos, según datos del Registro Mercantil, Añón es consejero de Network Steel Resources desde enero del año pasado.

Según aseguran fuentes del grupo del empresario larachés, de momento, no se ha materializado ningún proyecto de asociación con la firma madrileña en el país suramericano, si bien medios brasileños apuntaron a la posibilidad de que se llegase a poner en marcha una empresa que emplease la producción de la Silat para la fabricación de aerogeneradores para producción de energía eólica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad