Manuel Añón, segundo por la izquierda, en el acto simbólico que dio comienzo a la construcción de Silat en el estado brasileño de Ceará

La siderúrgica de Brasil dispara los beneficios de Añón

stop

El complejo siderúrgico de Manuel Añón en Ceará aporta 20 millones al grupo, que vuelve a beneficios pese al impacto de la caída del Popular

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Manuel Añón, segundo por la izquierda, en el acto simbólico que dio comienzo a la construcción de Silat en el estado brasileño de Ceará

en A Coruña, 30 de octubre de 2017 (06:00 CET)

El holding de Manuel Añón vuelve a beneficios empujado por el gran complejo siderúrgico que el empresario de A Laracha levantó en Ceará, en Brasil, y que aportó 20 millones de beneficio al grupo. Los buenos resultados de Siderúrgica Latinoamericana (Silat), proyecto que arrancó en 2013 con la construcción de la fábrica de acero plano, revirtieron los quebrantos producidos por las inversiones financieras, fundamentalmente la participación que conservaba el empresario en el Popular, y permitieron a Hierros Añón acabar el pasado ejercicio con beneficios de 10,6 millones, frente a las pérdidas de 18,2 millones del ejercicio anterior.

La práctica totalidad del beneficio del holding procede de la siderúrgica latinoamericana y de la aportación de Gallega de Mallas, la fábrica de Arteixo ahora trasladada al polígono de Bértoa en Carballo, que cerró con un resultado positivo de 500.000 euros. El grupo afrontó el año pasado el acelerado deterioro de la participación en el Popular, que mantenía desde la integración del Pastor, donde Añón fue accionista de referencia, llegando a controlar un 3,6% del capital.

En la caída del banco se dejó el empresario doce millones en dos años, debido a la pérdida de valor de su inversión por la ampliación de capital ejecutada por Ángel Ron y el decaimiento de los títulos en bolsa. Durante el año pasado, se devaluó en 7,7 millones, a los que hay que sumar 4,18 millones de 2015.

Popular: la participación de Manuel Añón se deterioró en 12 millones en dos años, debido a la caída en bolsa y la ampliación de capital de Ron

Pese a ello, el comportamiento de Silat hace que la posición del grupo sea favorable. El proyecto brasileño, con prestaciones similares a las de la planta de A Laracha que vendió a Celsa en 2007, logró 22,4 millones de beneficio, pero una parte fue a parar al socio externo, el propio estado de Ceará, que controla un 10% del capital.

El equipamiento -- horno, tren de laminado, fábrica de mallas...—tiene un valor próximo a los 100 millones de euros, según la memoria anual de Hierros Añón. La consolidación de Silat ha permitido al grupo retomar las inversiones en territorio europeo. A lo largo del año, el empresario de A Laracha compró Comercial de Laminados, uno de los más importantes comercializadores de producto laminado en España, compuesto por las empresas Hierros del Turia, Cortichapa Ibérica y Perfiles Aragón.

A esta adquisición hay que sumar la participación mayoritaria (60%) de Laminoirs des Landes, S.A.S., que cuenta con un tren de laminación en caliente de producto plano en Bayona (Francia), y la de la división española del gigante alemán Klockner, operación confirmada a comienzos de este año.

Hierros Añón cerró el ejercicio con un patrimonio neto de 339 millones. 

Hemeroteca

Manuel Añón
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad