José María Fernández de Sousa, en el centro, preside la junta general de Pharma Mar
stop

Los títulos de la farmacéutica están a punto de caer por debajo del euro tras retroceder un 17% sin que la empresa sepa por qué

en A Coruña, 20 de octubre de 2018 (05:00 CET)

Los títulos de Pharma Mar continúan hundiéndose sin llegar a hacer pie. Una semana de continuos retrocesos han dejado el valor a un suspiro de caer por debajo del euro tras acumular dos severos batacazos, el del pasado miércoles, un 9,7%, y el de este viernes, un 4,6%. Instalada en sus mínimos históricos, la compañía que preside José María Fernández de Sousa marca una capitalización de 239,5 millones, menos de la mitad que cuando comenzó el año.

La farmacéutica, que estos días presenta nuevos resultados de sus fármacos en el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) en Munich, trasladó a la CNMV que desconoce los motivos de tanta desdicha. “La compañía comunica que no tiene conocimiento de una razón fundamental ni noticias sobre la compañía que pudieran justificar esta caída”, informó en un hecho relevante.

La semana negra se cierra con una depreciación del 17%, que se suma a los batacazos sufridos en enero de este año, por los malos resultados de los ensayos clínicos de Zepsyre para cáncer de ovario, y en noviembre de 2017, por la negativa de la Agencia Europea del Medicamento a la comercialización de Aplidin.  

Una batería de anuncios sin respuesta de los inversores

Pharma Mar, que tiene entre sus accionistas a la mujer más rica de España, Sandra Ortega (5%), y entre sus consejeros a tres exministros, no fue capaz de poner remedio al progresivo deterioro del valor que comenzó a finales del año pasado, a pesar de que hizo varias intentonas.

Demandó a la Comisión Europea por la negativa a la comercialización del antitumoral Aplidin, abrió la puerta a cotizar en Estados Unidos y avanzó de manera significativa en el desarrollo de Zepsyre para cáncer de pulmón, para el que está realizando el ensayo pivotal de fase III Atlantis. Ninguno de los anuncios sirvió para frenar la tendencia bajista.

Vale 318 millones menos desde la fusión con Zeltia

Desde la fusión de Zeltia y Pharma Mar en 2015, el valor de la compañía en bolsa se ha reducido en 318 millones, una depreciación del 57%. Aquella operación estaba auspiciada por la entrada del fármaco estrella de sus laboratorios, el antitumoral Yondelis, en Estados Unidos y se enfocaba como un paso previo a cotizar en el mercado norteamericano.

La fusión inversa, para priorizar el área de mayores ingresos del grupo, la oncológica, puso de moda el valor y empujó la capitalización en bolsa hasta superar con holgura los 600 millones. El optimismo que mostraban los inversores tenía en el horizonte la entrada de Aplidin en Europa y el desarrollo de Zepsyre, el más prometedor fármaco de la empresa. Naufragados ambos hitos, la depreciación en bolsa está superando cualquier previsión sin que Pharma Mar acierte a detener la sangría.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad