La Seguridad Social reclama más de medio millón de euros a Hércules de Armamento

stop

Ramón Mejuto tendrá que responder por las deudas contraídas con el organismo estatal desde mayo de 2015

Ramón Mejuto, máximo responsable de Hércules de Armamento

en A Coruña, 22 de julio de 2016 (01:00 CET)

Más deudas para una cuenta ya sin fin. Hércules de Armamento, la empresa concesionaria de las instalaciones de la Fábrica de Armas de A Coruña, no puede presumir de ser buena pagadora. Los bancos, las administraciones y hasta sus propios trabajadores andan detrás de ella para que abone todo lo que debe.

La Seguridad Social es una de sus víctimas. Desde mayo de 2015, la compañía ha acumulado una deuda que excede el medio millón de euros. El organismo estatal ya tiene abierto un expediente para reclamar estas cuantías a las sociedades Hércules de Armamento y a Couto y Arévalo, propiedad de la mujer del empresario Ramón Mejuto, a quien carga toda la responsabilidad de la misma como máximo dirigente de la concesionaria.

Bola de nieve

La firma, cuyo proyecto industrial nunca salió a la luz, no consigue despegar. Sin carga de trabajo y con las capacidades mermadas –no puede fabricar armamento porque Defensa le retiró la autorización–, la sociedad es incapaz de generar los ingresos necesarios para atender a sus obligaciones fiscales, laborales y contractuales.

Esta situación provoca un efecto bola de nieve en su deuda, que cada día que pasa se hace más y más grande. El próximo mes de agosto, alguno de sus empleados cumplirá un año sin cobrar, salvo sorpresa de última hora. Muchos de ellos han abandonado, mientras que la gran mayoría ha optado por desfilar por los juzgados para denunciar su situación, conscientes que si de alguien van a cobrar, será del Fogasa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad