La Sareb, incapaz de vender pese a acaparar el crédito hipotecario

stop

El 'banco malo' mantiene más de 1.600 viviendas en Galicia a las que no encuentra comprador

Viviendas en construccion

17 de noviembre de 2013 (23:21 CET)

Los males del sector inmobiliario gallego desde que estalló la crisis económica son conocidos. El bloqueo en el flujo del crédito bancario, la elevada tasa de paro y, en consecuencia, la falta de confianza para acometer una inversión de volumen han ido minando al sector, que espera cerrar el año con una caída de entre el 15% y el 18% en la compraventa de vivienda. Situación mala, que viene de un descenso en 2012 del 13%.

La Sareb, la entidad donde fueron traspasados los activos tóxicos de la banca nacionalizada, se encuentra con problemas similares, con algunas salvedades. Las viviendas de procedencia bancaria y las del banco malo son las únicas que logran financiación. Eso ha servido a la entidad presidida por Belén Romana para realizar operaciones aisladas. El resto de transacciones han estado gestionadas a través de lotes que tenían como objetivo atraer a los fondos internacionales. Sin embargo, Galicia quedó fuera de las operaciones de envergadura (como en la venta de un paquete de 399 inmuebles al fondo de capital riesgo HIG Capital).

El resultado es que el 'banco malo' mantiene una cartera de más de 1.600 viviendas en Galicia, cifra similar a la que recibió tras el traspaso de activos.

El problema del precio


Estos inmuebles, sumados a los que gestiona la banca, tienen un efecto negativo en el mercado: son muchos. Por ello, los precios a la baja que establece el 'banco malo', para desatascar sus activos acaban marcando la pauta del sector. El precio de la vivienda cayó en 2012 a niveles similares a los de 2001 y, en el primer semestre de este año, volvió a descender un 17,1%.

Pese a ello, la Sareb no logra cuadrar los números de ventas. Colocó hasta octubre 4.500 viviendas, solo un 60% de las que esperaba vender este año pese a acordar líneas de financiación con nueve entidades bancarias. Necesita vender 3.000 más hasta final de año para cumplir con su plan de negocio.

Grandes operaciones

En los meses que restan, las opciones de los activos gallegos para encontrar comprador pasan por operaciones en lotes destinadas a fondos internacionales. La Sareb ha puesto en el mercado un paquete de bloques de vivienda, viviendas sueltas y suelo en varias comunidades, que incluye Galicia. El banco malo tiene cerca de 437 terrenos en la comunidad, aunque no aclara la extensión.

También comercializa tres solares en la provincia de A Coruña que suman cerca de 30.000 metros cuadrados.

Atascada la venta de vivienda, estas operaciones son la salida más inmediata para los inmuebles gallegos del banco malo, que ha centrado sus esfuerzos en el mediterráneo y sigue atascado en Galicia.

Sin crédito

Esta falta de actividad, que en general afecta a todo el sector, provoca que solo el 35% de las operaciones de compraventa logren financiación. En ellas se incluyen las escasas operaciones de la Sareb con líneas de crédito y las viviendas de procedencia bancaria. La mayoría de compras se hace con liquidez propia, es decir, del comprador.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad