La sanidad privada mueve sólo en Vigo más de 125 millones al año

stop

Povisa y el hospital Nuestra Señora de Fátima, del grupo Vithas, aglutinan más del 40% de la facturación total del sector en la comunidad

Hospital Povisa al lado de una imagen de su principal accionista, José Silveira

Vigo, 04 de febrero de 2015 (00:00 CET)

La sanidad privada en Galicia mueve cerca de 300 millones de euros al año. Esa es la facturación aproximada que suman los diversos centros hospitalarios fuera de la red del Sergas, como es el caso de Povisa en Vigo; el Modelo, en A Coruña, integrado recientemente en MH Hospitales, o el policlínico La Rosaleda, en Santiago. Tan sólo en el área de la ciudad olívica, dos compañías sanitarias, la de José Silveira Cañizares, y Nuestra Señora de Fátima facturan más de 125 millones al año, el 40% de la cifra de negocio total de la comunidad en el sector.

A pesar de ello, los problemas no parecen ajenos a ambos centros médicos. El primero, participado de forma mayoritaria por el naviero José Silveira quiere despedir a 56 empleados con el argumento de que prevé unas pérdidas de cinco millones de euros. El segundo hospital acabó el año 2013 con una fondo de maniobra negativo de 1,6 millones y con una reducción de beneficios de casi el 30%.

Povisa, con un ERE en marcha

Povisa, del grupo A Nosa Terra, acabó 2013, último año del que hay presentados datos ante el Registro Mercantil, con una facturación de 102 millones de euros, frente a los 99,7 millones del ejercicio anterior. Los resultados del centro médico se multiplicaron por cuatro, de 2,4 millones a 11,3 millones. El incremento significativo se debió, en gran parte, a que el hospital ganó en los tribunales sendos litigios con el Sergas por atender a un exceso de población desviada de la sanida pública entre 2001 y 2005.

Povisa es la empresa privada con más plantilla en Vigo después de Citroën y, a finales del año pasado, volvió a renovar su convenio con la Xunta, con lo que se asegura unos ingresos anuales de 72 millones de euros.

Los problemas de Nuestra Señora de Fátima

El centro de Silveira es el primero de Galicia en el ámbito privado por volumen de facturación. Tras el Modelo coruñés, el tercero (según datos de 2012) es el hospital Nuestra Señora de Fátima, también en Vigo. La compañía pertenece al grupo Vithas, propiedad a su vez de Goodgrower, perteneciente a la familia dueña de la farmacéutica Almirall --los Gallardo-- y a La Caixa. Los primeros poseen un 80%, mientras que la financiera posee un 20%.

Este centro privado facturó en 2013 25,5 millones de euros, un 2,9% menos que en el ejercicio anterior, cuando su cifra de negocios alcanzó los 26,3 millones. Las ganancias del centro menguaron un 28,3%, ya que de 1,1 millones de euros de beneficio en 2012, pasó a 850.000 euros.

A pesar de ser uno de los centros de sanidad privada más importantes de Galicia, a finales de 2013 presentaba un fondo de maniobra negativo de 1,6 millones, lo que dificultaba poder hacer frente a sus pagos a corto plazo. No obstante, la sociedad explica en su memoria anual que "el accionista único de la sociedad se compromete explícitamente a prestarle el apoyo financiero y patrimonial necesario para permitir a la sociedad continuar con sus operaciones de futuro".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad