La reforma eléctrica liquida la planta de purines de Coren

stop

Las cooperativa cierra sus instalaciones de Sarreaus, dedicadas al tratamiento de residuos ganaderos

28 de septiembre de 2014 (12:39 CET)

La reforma energética no deja títere con cabeza. A la larga lista de recursos judiciales que han presentado Megasa, Ence o la patronal eólica gallega, entre otros, se suman las numerosas plantas damnificadas, sobre todo las de cogeneración, que han cerrado sus puertas o están a punto de hacerlo. A la lista de cadáveres se ha sumado la planta de purines de Coren, ubicada en la localidad ourensana de Sarreaus y dedicada al tratamiento de residuos ganaderos.

La cooperativa ourensana, según avanza Faro de Vigo, han parado la maquinaria después de que el cambio normativo hiciese inviable la planta al reducir drásticamente sus ingresos. En España hay 28 instalaciones de este tipo que atraviesan urgencias similares a la única planta gallega, la de Coren.


El proyecto de Sarreaus, puesto en marcha con una inversión de 22 millones de euros y con la complicidad de Caixa Galicia, que estuvo en el accionariado de la sociedad gestora Sociedad Gallega de Residuos Ganaderos, transformaba los residuos en abono y generaba electricidad para su venta en la red.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad