Ludus realidad virtual

La realidad virtual llega a Estrella Galicia y Finsa

Ludus y Telefónica desarrollan proyectos para aplicar la realidad virtual a la formación y entrenamiento de los trabajadores de Finsa e Hijos de Rivera

Cada vez son más las empresas que apuestan por la realidad virtual como herramienta de formación para sus trabajadores. Eso sostiene Ricardo Pascual, el gerente de desarrollo de negocios (BDM) de Ludus, empresa que junto a Telefónica desarrolla proyectos para grandes compañías gallegas, como Hijos de Rivera, fabricante de Estrella Galicia, o Finsa, el primer grupo maderero de la comunidad.

Son precisamente grupos de gran tamaño que están abriendo camino en la aplicación de la realidad virtual pero, al igual que ha ocurrido con otras tecnologías, acabará siendo incorporada también por las pequeñas y medianas empresas, a juicio de Pascual. "Al principio todas tienen un precio relevante, y eso puede ser una barrera para las pymes, pero la mayor parte de las empresas, independientemente de su tamaño, tienen en sus planes invertir en realidad virtual, sea más temprano o más tarde", explica.

El coste de un proyecto de este tipo ronda los 50.000 euros, pero es un precio aproximado, ya que depende de las características de cada empresa, de lo que demande a nivel de formación, del diseño del programa y de otros factores.

Plastic Omnium, Gestamp o Faurecia

Ludus desarrolla simulaciones para formación en industria, fundamentalmente en procesos de producción y mantenimiento, recreando los entornos de trabajo, ya sea el interior de una planta o el exterior, cuando la actividad se produce en zonas externas. A través de unas gafas de realidad virtual, los trabajadores van aprendiendo los pasos que deben dar en un determinado proceso.

Los sectores de la automoción, la química y la energía como las industrias que, en la actualidad, más están apostando por la formación a través de realidad virtual. De hecho, en el ámbito de la automoción, Ludus trabaja ya con la planta de Ford en Valencia, y con proveedores como Plastic Omnium, Gestamp o Faurecia, que tienen plantas en Galicia.

La realidad virtual "es ya el presente"

En el caso de esas auxiliares de automoción, la realidad virtual "acabará llegando" también a las factorías gallegas, y ha incidido en que "hay un gran grado de aceptación" de estas tecnologías por parte de las empresas. "Todas lo ven claro, pero los plazos de implantación dependen del presupuesto de cada una", reiteró Pascual.

"Este es el futuro, quizá ya el presente, de la formación en las empresas. La realidad virtual ya no es una tecnología emergente, sino madura, y está implantada en las grandes empresas. Es cuestión de tiempo que se extienda, porque es el siguiente paso al e-learning", proclamó.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad