Una concentración de protesta contra la decisión de Opel de suspender la fabricación del Corsa en Figueruelas, el 25 de enero. Foto: EFE/JB

La propuesta de Opel no termina por convencer a los sindicatos

stop

La empresa y los sindicatos tienen hasta el lunes para lograr un acuerdo; este sábado no lo consiguieron, y mañana se reunirán de nuevo

EFE

Una concentración de protesta contra la decisión de Opel de suspender la fabricación del Corsa en Figueruelas, el 25 de enero. Foto: EFE/JB

Zaragoza, 27 de enero de 2018 (18:19 CET)

La dirección y el comité de empresa de la planta de PSA-Opel en Figueruelas (Zaragoza) volverán a reunirse el domingo para negociar el convenio colectivo después de que el viernes terminara sin acuerdo el encuentro mantenido y de que este sábado los afiliados reunidos en asambleas hayan considerado que los avances "no son suficientes".

A las diferencias que separan a empresa y sindicatos se suma el problema del plazo marcado para lograr el acuerdo el próximo lunes, 29 de enero, por lo que los cinco sindicatos con representación en el comité de empresa han reunido hoy a sus afiliados para darles a conocer el contenido de la reunión del viernes.

En la asamblea de CCOO en Zaragoza ha quedado de manifiesto el derecho a decidir de los trabajadores en un referéndum, aún sin fecha, así como "su plena y rotunda disconformidad" con lo que plantea PSA, según explicó a Efe, tras la misma, la secretaria general de Industria de la organización, Ana Sánchez.

La reunión del viernes, que concluyó pasadas las 00.30 de la noche, fue la primera tras la mediación del presidente aragonés, Javier Lambán, después de que el comité de empresa acordara suspender las negociaciones hasta que la dirección aceptara tratar los puntos que consideran "irrenunciables" y de que PSA-Opel anunciara la paralización de todas las actividades relacionadas con la fabricación del nuevo Corsa en la planta.

Aunque hubo un "acercamiento" a partir de la propuesta inicial en el tema salarial, con congelación para los dos primeros años de convenio, en vez de dos, y para los dos siguientes una subida del 50% del índice de precios de consumo (IPC), que antes era de tres años, la empresa mantiene el 10 por ciento de rebajas "en todos los pluses", dijo Sánchez.

"No se puede llegar a ningún acuerdo", mantuvo el secretario general de la sección sindical de UGT en la planta

Se llegó, no obstante, a un "redactado" en cuanto al plan industrial que demandan los sindicatos, y que recoge la instalación de modelos e inversiones si hay un acuerdo competitivo y se avanzó en el plan de rejuvenecimiento. En el encuentro de ayer, la empresa insistió en que "si no hay acuerdo no traerán el Corsa" a la planta zaragozana, por lo que el lunes 29 de enero se decidirá si se mantiene allí la fabricación del nuevo modelo o la empresa sigue tomando decisiones para deslocalizarlo, comentó Sánchez.

Ante la reunión del domingo, considera que hay "posibilidad de avanzar" y que puede "haber recorrido, pero poco", aunque mostró su confianza en que lo haya. Sobre este encuentro, que comenzará a las 10.00 horas, la presidenta del Comité de Empresa, Sara Martín, señaló que van "con el ánimo de intentar conseguir un acuerdo de convenio" si hace falta "hasta el último segundo".

De la negociación, en cuyos detalles no ha querido entrar aunque sí ha reconocido que se ha avanzado "muy poquito", dependerá que se revierta la amenaza de suspender la producción del Corsa en Figueruelas. Martín, de UGT, participó en la asamblea que mantuvo su sindicado para informar de la situación, a la que también asistió José Carlos Jimeno, el secretario general se la sección sindical de UGT en la planta, quien calificó de "insuficientes" los avances logrados y aseveró que así "no se puede llegar a un acuerdo".

Confía, no obstante, en que la negociación de mañana permita alcanzar ese acuerdo y aunque reconoció que en la asamblea ha habido voces discordantes, resaltó que la mayoría apoya que se siga negociando para lograrlo. Por su parte, las secciones sindicales de Osta y CGT rechazaron al propuesta de Opel y propusieron la celebración de una asamblea general en la que participe toda la plantilla para decidir las condiciones laborales.

Rechazan, además, ambos sindicatos el plazo establecido por la dirección de Opel como fecha límite para un posible acuerdo, marcado para el próximo lunes, según indicaron en un comunicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad