La prohibición del subsidio de terminales castiga a la operadora coruñesa Commcenter

stop

Sus ingresos descendieron un 31% en el primer semestre del año

Colas en la apertura de una tienda Commcenter en Vitoria

17 de octubre de 2013 (22:25 CET)

No son tiempos fáciles para la operadora coruñesa de telefonía Commcenter. Durante el primer semestre del año sus ingresos ascendieron a 22,7 millones de euros. Un 31% menos que los obtenidos en el mismo período del año anterior, cuando sumó 33 millones. La compañía aduce este significativo retroceso “al cambio de modelo comercial implantado por los operadores de telefonía que eliminó en 2012 el subsidio a las terminales y enfocó las acciones comerciales a las tarifas”.

Sólo los ingresos procedentes de la venta de terminales móviles cayeron un 60% en datos interanuales. Curiosamente, durante 2012, Telefónica logró unos ahorros de más de 500 millones de euros gracias, precisamente, a no subvencionar los teléfonos de los nuevos clientes.

Cierres según rentabilidad

Si bien Commecenter se mantiene alejada de los números rojos, sus cifras son duras. Su Ebitda (beneficio de explotación antes de impuestos) se situó a cierre del primer semestre del año en 650.000 euros, un 72% menos que en el mismo período del ejercicio pasado.

A lo largo del primer trimestre del año, “y derivado de la caída de ventas y márgenes en términos absolutos”, el grupo gallego decidió optimizar su red con el cierre de 22 puntos de ventas que no alcanzaban el umbral de rentabilidad marcado por la empresa. Así lo comunicó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en donde cotiza desde 2010.

Compra a Phone&House

No obstante, con posterioridad al cierre del primer semestre del año, la empresa con sede en A Coruña compró al grupo Phone&House otros 22 puntos de venta repartidos en 11 comunidades. Según explica la compañía, “esta compra permite mejorar el mix de tienda al incorporar 21 establecimientos en grandes superficies comerciales, pasando de un porcentaje del 3% al 15%”.

En la actualidad Commcenter es el segundo distribuidor nacional de Movistar, con 183 establecimientos, 27 en la comunidad gallega. La empresa nació en 2003 tras la integración de dos grandes grupos con larga tradición en el sector, como era Telecomunicaciones Otero y Osaba Electricidad. Ambas empresas operaban con redes comerciales propias en sus respectivas zonas de influencia. Otero en Galicia y Asturias y Osaba en La Rioja, País Vasco, Navarra y Aragón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad