La productora de Antón Reixa refuerza su capital para la conquista de Latinoamérica

stop

Madmex Filmanova, el brazo del grupo para ejecutar proyectos al otro lado del charco, culmina su segunda ampliación en apenas seis meses y eleva un 74% su capital desde su constitución

Antón Reixa

en A Coruña, 19 de junio de 2015 (02:12 CET)

Una productora con raíces arranca una nueva etapa. O al menos una nueva aventura. Filmanova ha cruzado el charco con la vista puesta en México y Brasil y, en general, en el mercado latinoamericano. El proceso de internacionalización tiene como vehículo preferente la sociedad creada el verano pasado, Madmex Filmanova, y parece que la apuesta va en serio.

La productora que preside Antón Reixa ha culminado la segunda ampliación de capital en la filial desde su constitución. La primera se hizo a finales de 2014 por una cuantía de 83.875 euros y elevó el capital social hasta los 237.000 euros. En esta segunda, ha sumado 30.000 euros más a la cuenta. En su año de vida, el capital de Madmex ha pasado de los 153.000 euros con los que nació a un 74% más, los 267.000 euros actuales. El objetivo es ganar músculo de cara a los proyectos que vienen.

Proyectos en marcha

La filial está centrada en las coproducciones con países de América Latina y contará con bases en México y Brasil. La propia productora no cierra la puerta a emprender proyectos también en Europa, dentro de ese nuevo plan de negocio enfocado en traspasar fronteras y tejer alianzas en territorio foráneo.

La estrategia ya ha dado algún fruto. La productora mexicana Argos firmó con Filmanova un convenio de colaboración para diversos proyectos, entre ellos Aislados, una serie sobre una comunidad suicida en una isla; Lázaro, sobre escándalos financieros y Las Campanadas de Querétaro, sobre el México del emperador Maximiliano.

De Jacinto Rey a Caixanova

El Grupo Filmanova está plagado de nombres ilustres. Por sus entrañas han pasado la constructora San José o Banco Gallego. Y todavía permanece en el accionariado Abanca, que heredó su participación de Caixanova. Sucedió aquello en una etapa de fuerte capitalización de la compañía, que nació al calor de Mareas Vivas, la serie de TVG, por el empeño de Reixa y un grupo de profesionales que creó el éxito televisivo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad