La prensa catalana sacudida de nuevo por la crisis publicitaria

stop

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Javier Godó

02 de junio de 2011 (18:04 CET)

La prensa tradicional vuelve a estar en el ojo del huracán. Cuando parecía que los expedientes de regulación de empleo habían dejado de sonar como amenazas en las redacciones, el ruido de sables vuelve a sonar. El Periódico de Catalunya,La Vanguardia,Diari de Sabadell y la Agència Catalana de Notícies (ACN), están en la cuerda floja.

El Periódico de Catalunya, que en 2009 ya sufrió un recorte importante en su plantilla, vuelve a tener una situación económica apurada. Tal es así, que su director, Enric Hernández, explicó en un consejo de redacción, que ha conseguido evitar un expediente temporal de reducción de personal. A cambio anunció un duro plan de recorte de gastos. Entre estos planteó evitar al máximo las sustituciones por vacaciones, minimizar los equipos que trabajan los fines de semana y también recortar parte del servicio de revisión de la traducción del castellano al catalán. En todo caso, si el conjunto de medidas no produjesen los efectos deseados no descartó aumentar la dureza de las actuaciones.

Por su parte, Diari de Sabadell, una histórica cabecera del Vallès que gestiona Romà Gamell, también nota los zarpazos de la crisis. En su redacción se da por hecha la presentación de un ERE que podría ser temporal, según ha filtrado su dirección. La medida se sumaría a la reducción salarial que se ha pactado para evitar acciones más contundentes, aunque finalmente se da por hecho que se producirá una extinción de contratos de por lo menos el 50% de la plantilla.

Ofertas de compra


Diari de Sabadell se ve abocado a estas medidas a pesar de que hace poco tiempo tuvo ofertas de compra del rotativo realizadas por el diario La Vanguardia y también por Avui, cuando sus accionistas mayoritarios eran los grupos Planeta y Godó. La negativa a vender hizo, por ejemplo, que el diario en catalán se decidiese a publicar una separata en la ciudad, que posteriormente se convirtió en una publicación web: A Sabadell .

La crisis también llega a la oficial Agència Catalana de Notícies (ACN). El comité de empresa de dicho organismo alerta de la posible aplicación de un ERE encubierto. La nueva dirección de la agencia rescindió el contrato a cuatro corresponsales internacionales, que se suma al despido de dos trabajadores más y a la no renovación de contratos de otros tres periodistas, fruto de las instrucciones de la nueva dirección de evitar que los contratos temporales se conviertan en indefinidos.

El comité de la agencia ha valorado en 15 personas la reducción de trabajadores que por unos mecanismos u otros se ha producido desde el pasado verano. Además, según fuentes laborales, esta dura situación se produce cuando se cumple el tercer año de congelación salarial.

¿Cuáles son los motivos por los que las empresas desempolban los duros planes de austeridad? Para tener una idea sólo hace falta revisar los datos de facturación de publicidad, recogidos por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). Así, El Periódico facturó 2,544 millones en publicidad en abril de este año, cuando antes de la crisis, en 2008, la facturación mensual era de 4,8 millones. Las ventas de ejemplares se han situado en 88.827 unidades, el 8,80% menos que hace un año y el 12,46% en el acumulado del ejercicio.

Lo mismo pero con menos virulencia le pasa a La Vanguardia. Los ingresos de publicidad mensual en abril sumaron poco más de 4,9 millones, cuando la media mensual de 2008 era de 8,9 millones. Por lo que se refiere a las ventas de ejemplares, se han situado en 135.205, lo que representa una caída del 0,49% en el acumulado anual. Estos argumentos son los que la dirección económica del grupo Godó sopesa a la hora de realizar una nueva reducción de personal aún no comunicada. Se trataría, según las primeras informaciones, de 16 nuevos despidos, ocho en redacción y ocho en oficinas, que se querrían pactar individualmente.

En el conjunto de España, el rotativo que más ha caído en ventas ha sido La Razón, que declara vender 68.290 ejemplares, cuando en 2008 las ventas declaradas de este diario sumaban 134.108 unidades.

Pero no todos los diarios en papel caen. La excepción es el diario Público, que declara 69.978 diarios vendidos cada día con un aumento respecto a abril del 2010 del 1,95% aunque el acumulado de lo que va de año es más positivo, un 5,36%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad