La plantilla de Pescanova se manifestará en defensa de sus empleos

stop

Fernández de Sousa pierde apoyo entre los trabajadores

Empleados de Pescanova leen un manifiesto a favor de Fernández de Sousa / EFE

20 de abril de 2013 (19:02 CET)

Los trabajadores de Pescanova convocarán una manifestación, para la que todavía no se ha concretado fecha, con el fin de reclamar el mantenimiento de los puestos de trabajo en el grupo.

Así lo han acordado en una asamblea celebrada este sábado en Vigo, a la que han acudido unos 80 trabajadores, y en la que se ha puesto de manifiesto el "malestar" de la plantilla por la "falta de transparencia" de la dirección de la empresa, que aún no ha atendido a los requerimientos de los comités para mantener un encuentro en el que les informen directamente de la situación de la compañía.

Miedo a la reestructuración


El responsable de Alimentación de CC.OO., Francisco Vilar, ha explicado que urge la aceptación de la solicitud de concurso de acreedores, y el nombramiento de los tres administradores que tomarán las riendas de la pesquera. "Es urgente para evitar efectos desastrosos", ha apuntado
.
No obstante, Vilar ha admitido que, una vez que se inicie ese proceso, "es muy probable" que haya venta de activos y concentración de producción, por lo que se teme una "importante" pérdida de puestos de trabajo entre los 6.000 empleos que tiene la multinacional en Galicia.

CC.OO. contactará con los otros sindicatos con representación en Pescanova para convocar la manifestación de forma conjunta, y ha hecho un llamamiento a la participación ciudadana en esa marcha.

Falta de información


Representantes sindicales han mantenido contactos con el conselleiro de Industria y con el ministro Arias Cañete, pero han señalado que, desde la administración, al margen del apoyo a los empleados, "no disponen de información". "Les pasa como a nosotros, que no disponen de una radiografía de lo que está pasando, y tienen que esperar a la entrada en concurso para que salga a la luz la documentación", ha apuntado Francisco Vilar.

Pese a la situación de incertidumbre en Pescanova y al presumible riesgo que corren los empleos, según ha podido confirmar Europa Press en fuentes presentes en la asamblea, la decisión de convocar una manifestación ha chocado con la reticencia de buena parte de los asistentes, que temen que este tipo de protestas puedan causar mayor "daño a la imagen" de la compañía. Incluso algunos de los trabajadores han tildado de "radical" ese tipo de medidas.

Responsables sindicales achacan esa actitud al "temor" de muchos empleados por lo que está ocurriendo y recuerdan que "muchos de ellos han estado trabajando durante 40 años y la empresa nunca les ha fallado". "Algunos, de hecho, están convencidos de que, aún con la que está cayendo, la dirección va a sacarles las castañas del fuego", opinan otras fuentes conocedoras de la situación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad