Los trabajadores de Maderas Iglesias iniciaron el pasado 28 de agosto una huelga indefinida

La plantilla de Maderas Iglesias firma la paz y desconvoca la huelga

stop

Trabajadores y dirección llegan a un acuerdo para negociar un convenio y fijar unos plazos para el cobro de los salarios adeudados

A Coruña, 19 de septiembre de 2018 (17:33 CET)

La presión ejercida por los trabajadores de Maderas Iglesias ha dado sus frutos. La dirección de la empresa les ha hecho llegar una nueva propuesta en la que se incluyen sus reivindicaciones relativas a la apertura de la negociación de un convenio y plazos para el cobro de los salarios adeudados que ha sido apoyada ampliamente por la plantilla (por 103 votos a favor, 80 en contra, dos blancos y tres nulos), que acto seguido ha decidido poner fin a la huelga indefinida que mantenían desde el pasado 28 de agosto.

El acuerdo aceptado establece el próximo 20 de sepque la empresa, con fecha límite de 20 de septiembre como fecha límite para que la empresa abone 700 euros lineales a todos los trabajadores a cuenta de la nómina de agosto. De no cubrir el total del salario de ese mes, la diferencia se abonará cuando se realicen las nóminas; y de superarlo, se descontará de la paga extraordinaria de julio, informaron fuentes del sindicato CIG.

Además, la compañía deberá abonar la paga extra de julio antes del 15 de octubre, y el salario del mes de septiembre antes del 10 de octubre. De igual manera, se estipula que todas las mensualidades se abonarán antes del día 10 del mes siguiente.

Plantilla intacta hasta noviembre

Ya en octubre se abrirá la mesa negociadora del convenio colectivo, en la que la primera decisión será subir los salarios un 3% correspondiente a 2018, lo que será efectivo desde el 1 de enero de 2019. Posteriormente, en marzo de 2019 se abrirá otra mesa para negociar las tablas salariales de 2019. La empresa se compromete a mantener el empleo actual hasta noviembre de ese año, si bien los que quieran extinguir su relación laboral voluntariamente se podrán acoger a las condiciones de los últimos despidos del ERE de junio de 2018.

Finalmente, la empresa no descontará en la nómina ni impondrá sanciones por la situación laboral de los días 21 y 22 de agosto, y se garantiza la posibilidad de recuperar al personal que lo solicite (y de acuerdo con las necesidades productivas de la empresa) las cantidades deducidas por la huelga.

Así, aunque el pasado día 11 la asamblea de trabajadores tumbó un preacuerdo suscrito entre la empresa y los representantes del comité con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, por "falta de confianza hacia la empresa", en esta ocasión la votación ha sido favorable y se ha dado luz verde a la desconvocatoria de la huelga después de 17 días.

Hemeroteca

Vigo Sector Forestal CIG
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad