La plantilla de Atento en Galicia se redujo a la mitad durante la crisis

stop

La empresa de atención telefónica ha perdido cerca de 500 trabajadores en un goteo constante de despidos y movilizaciones por la precarización de las condiciones laborales

Protesta contra los despidos en Atento

en A Coruña, 19 de abril de 2015 (04:20 CET)

Llueve sobre mojado en Atento. Los trabajadores de la empresa de atención telefónica que controla el fondo de capital riesgo Bain Capital han vuelto a salir a las calles de Galicia por el desmantelamiento de uno de los servicios que realizaba el call center de A Coruña y que provocará el despido de 17 trabajadores.

No es una situación nueva. La plantilla ha visto como poco a poco iba menguando en número. Antes de la crisis, sumaba entre 1.100 y 1.200 trabajadores, de los que a estas alturas, según indican los sindicatos, quedan entre 500 y 600. Todo ello, a pesar de que la Audiencia Nacional declaró nulo el último ERE presentado por la empresa para 672 trabajadores en España. De los 49 despidos en Galicia, se reincorporaron una quincena.

Huelga de un día y manifestación

Los actuales están relacionados con el cierre del servicio 11822, de atención al cliente y que en su día Atento compró a Movistar, en A Coruña. La eliminación de la línea supondrá la salida de 17 empleados y dos recolocaciones, informa CGT.

Los centros de trabajo se situaban solamente en la ciudad herculina, Valencia y Tánger, pero la compañía ha decidido que hay poco volumen de llamadas en A Coruña, por lo que decide suprimir el servicio.También se elimina, por tanto, la atención en gallego. La plantilla prepara para este lunes una huelga para protestar contra los despidos, que estará acompañada por una manifestación por las calles coruñesas que se suma a los paros realizados en las últimas semanas.

Despidos 'selectivos'

Los sindicatos también critican la degradación de las condiciones laborales. Señalan que las salidas de trabajadores están afectando especialmente a personal con reducción de jornada, trabajadores que tienen cargas familiares que hacen menos horas que el resto y tienen la posibilidad de escoger dentro de su jornada laboral el horario que más le conviene para conciliar.

En CGT aseguran que tanto el ERE anulado por la Audiencia Nacional como los últimos despidos han afectado especialmente a este colectivo de trabajadores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad