La plantilla de Alcoa teme que el retraso del gasoducto aboque la planta al cierre

stop

Los trabajadores de la planta de Cervo sospechan que las obras se prolongarán un año más

19 de marzo de 2013 (17:16 CET)

El comité de empresa de Alcoa-San Cibrao alerta de que el retraso en la construcción del gasoducto en la Mariña luguesa “pone en serio riesgo” la continuidad de la factoría. “Los directivos pueden tomar medidas drásticas”, aseguró Luis Combarro, representante de los trabajadores.

Ante los elevados costes de producción de la planta del municipio de Cervo, en Lugo, la compañía estadounidense está pendiente de la canalización de gas por parte de la empresa Gas Natural. El Ministerio de Industria ha dado el visto bueno pero, según Combarro, “falta la documentación que las dos partes han de firmar para ejecutar las obras”.

Septiembre de 2013

La plantilla sospecha que el gasoducto, que tenía que estar funcionando en septiembre de este año, se retrasará otros 12 meses. “Por lo menos hasta agosto de 2014, y siempre que se ponga en marcha de forma inmediata”, indicó.

Los trabajadores reclaman al Ministerio de Industria a formalización de la documentación final, para evitar que este año “se vuelva a generar un conflicto laboral” como el que ya se vivió en 2012, ante el temor a que la dirección decida cerrar una planta que considera muy costosa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad