La planta de PSA en Vigo tiene dos meses para mejorar su coste laboral

stop

Sólo así podrá competir con otras fábricas de Portugal, Marruecos o Eslovaquia por la furgoneta

Planta de PSA Peugeot Citroen en Vigo

17 de octubre de 2014 (17:06 CET)

La planta viguesa de PSA Peugeot Vigo tiene un plazo de unos dos meses para mejorar sus criterios de rentabilidad y reducir, entre otros costes, la tasa de mano de obra, que es el doble que la países del entorno, como Portugal y Marruecos, y también del que tiene la planta de Eslovaquia, con la que la compite para adjudicarse las nuevas furgonetas del proyecto K9.

Así lo ha confirmado el director de la factoría, Yann Martin, en declaraciones a los medios durante el acto de inauguración de la primera fase de las obras de reforma y mejora del polígono de Balaídos.

Mejorar la rentabilidad

Martin ha confirmado que la planta viguesa tiene que mejorar "sí o sí" sus niveles de rentabilidad para adjudicarse el proyecto k9, y ha recordado que debe competir con factorías en las que el coste laboral es la mitad que el de Vigo, donde los salarios suponen un 54% del coste global de producción. "No peleamos con plantas de España, sino del mundo, de Europa", ha insistido.

Así, ha señalado que la factoría de Balaídos tiene un plazo de unos dos meses, según ha trasladado el propio presidente del grupo PSA, Carlos Tavares, para "mejorar la rentabilidad" del proyecto K9 en Vigo.

Ejes de actuación


A ese respecto, ha indicado que la planta debe tomar medidas para mejorar su eficiencia y competitividad en cuatro áreas: logística, inversiones, proveedores y tasa de mano de obra.

Según ha señalado, la planta debe buscar obtener los mayores beneficios con inversiones que tengan "el precio más bajo posible"; en cuanto a logística, ha destacado mejoras como la puesta en funcionamiento de nuevas instalaciones, que permiten ahorrar tiempo y dinero; y, en lo tocante a los proveedores, la dirección de la fábrica pide a las auxiliares que la "acompañen" en su camino hacia la excelencia y la optimización.

Yann Martin no ha querido concretar medidas para reducir "el impacto del coste laboral" en la factoría, y ha recordado que se constituirá una mesa negociadora con los sindicatos, para "buscar la mejor solución". Esa mesa comenzará a reunirse el próximo 20 de octubre
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad