La planta de Citröen en Vigo recupera el trono de mayor fabricante de vehículos de España

stop

La planta gallega vuelve a la primera posición, que perdió durante la crisis, tras incrementar su producción un 37% el último año

Vista de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo

21 de marzo de 2014 (21:20 CET)

El sector gallego de la automoción ha recuperado el pulso tras dos años de caída tanto en facturación como en empleo. Las ventas se elevaron en 2013 hasta los 7.800 millones de euros, lo que supone un incremento del 27,9% respecto al año anterior. También creció el empleo directo que genera el sector, alcanzando los 19.000 puestos de trabajo, frente a los 18.500 de 2012.

Esta recuperación, fundamentada en un notable incremento de las exportaciones, ha devuelto a la planta viguesa de PSA Citroën al puesto de privilegio que perdió durante 2012 y 2011. Fue el mayor fabricante de vehículos de España el último año, con un 18,77% de la producción total del Estado, según los datos del Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (CEAGA). Por detrás de las instalaciones gallegas, se sitúa la fábrica de SEAT en Martorell (17,80%), la de Volswagen en Pamplona (13,11%) y la de Opel en Zaragoza (12,92%).

Inestabilidad en el sector

La planta viguesa había ocupado la primera posición en 2010, según los datos de CEAGA. Sin embargo, en los dos últimos años, perdió peso en la producción estatal, quedando apartada de lo más alto del pódium por la fábrica barcelonesa de SEAT, en 2012, y la de Opel en Zaragoza, en 2011.

El incremento del último año le ha devuelto los laureles. PSA Citroën cerró 2013 con una producción de 406.000 vehículos, un 37% más que el año anterior. Este es el dato que mide el informe de magnitudes de CEAGA, sin tener en cuenta, por ejemplo, componentes o vehículos despiezados. En este apartado, la producción de la fábrica viguesa descendió un 6,5%.

1.700 empleos menos


El fabricante francés presentó a finales de año un Expediente de Regulación de Empleo de 20 días para 816 trabajadores de los 6.900 que conforman la plantilla. Ha sido el episodio más reciente de una larga lista de ajustes provocados por la crisis económica y la inestabilidad del mercado, con continuas subidas y bajadas.

Desde 2008, el sector de la automoción en Galicia ha destruido 1.700 empleos directos, según el informe de CEAGA. Cerró 2013 con 19.000 trabajadores, muy lejos de los 21.700 con los que contaba en el inicio de la crisis. De la mano con la dinámica del mercado, los puestos de trabajo han combinado ligeros aumentos con abruptas caídas. En el último año se sumaron 500 trabajadores. Sin embargo, en 2012 se destruyeron 800 empleos y un año antes, en 2011, 1.750 puestos de trabajo.

A pesar del mal balance, en el clúster destacan que la automoción supone el 12% del empleo industrial en Galicia y que la facturación del sector equivale al 14% del PIB gallego.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad