La patronal tiene liquidez para apenas dos meses

stop

La entidad sigue sin tesorero y contador tras la reunión del comité ejecutivo, en el que se aprobaron 11 de los 12 puntos previstos. Pérez Canal anuncia que no impugnará las resultados de las elecciones

Antonio Dieter Moure, presidente de la CEG

en A Coruña, 25 de febrero de 2016 (20:45 CET)

La patronal gallega intentará acortar los plazos para aprobar cuentas y presupuesto lo antes posible. Las tensiones de tesorería aprietan la maquinaria de la CEG, que está pendiente de la auditoría encargada por su presidente, Antonio Dieter Moure, quien apuntó que tardarán "un mes, mes y medio" para que el auditor traslade a la junta directiva su análisis y, una vez dispongan del estudio, dos meses más para la celebración de la asamblea que debería dar el visto bueno a las cuentas de 2014 y las de 2015, todavía pendientes.

La situación económica es delicada. Parte del equipo económico de la CEG avisó de que "hay liquidez para funcionar un mes, más o menos". De ahí que, pronostiquen un futuro "complicado" y "difícil" para la patronal gallega.

Nombramientos

Por otra parte, el nombramiento de contador y tesorero sigue atascado, al fracasar el presidente en su segundo intento de designar candidatos al puesto. Puso sobre la mesa los mismos nombres que en la reunión del pasado 27 de enero, David Sobral –representante de los parques empresariales– y a Carmen José López –de los jóvenes empresarios–, con el mismo resultado: las confederaciones de Ourense, Lugo y Pontevedra se opusieron. 

En este sentido, el representante de los empresarios gallegos ha dicho poder "asumir un poco de culpa", puesto que entiende que quizá el asunto no estuviese "lo suficientemente dialogado". Por ello, y al opinar que "no conduce a nada esta situación", ha decidido que llamará a los presidentes de las confederaciones provinciales, con el propósito de "llegar a un acuerdo", aunque no piensa cambiar su propuesta.

Reclamaciones

Las reclamaciones de las patronales de Lugo y Ourense sobre los comicios del pasado mes de enero por una supuesta sobrerrepresentación de las organizaciones sectoriales podrían tener respuesta en "uno o dos meses". Según fuentes críticas con el proceso, su fallo debería redundar en que las sectoriales dispongan de menos votos de los que tuvieron en el proceso electoral.

Mientras, José Manuel Pérez Canal, el que fuera rival de Moure, ha renunciado a impugnar los resultados de las elecciones –que perdió por un margen de 10 votos– porque, aunque considera que tenía "bastantes argumentos", prefiere favorecer la normalización del funcionamiento de la confederación de empresarios de Galicia.

Por último, este jueves también se ha presentado un escrito, promovido por la confederación luguesa, que interpretó que se incumplieron los estatutos al convocar de forma conjunta la junta y el comité. Sobre este extremo, algunas fuentes han visto con malos ojos que en el desarrollo de la segunda permanecieran integrantes de la primera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad