La patronal negociará con Abanca, BBVA, Santander y Pastor ampliar su hipoteca para tener liquidez

stop

El presidente de los empresarios gallegos prefiere esta opción a pedir un nuevo crédito a la banca para paliar las urgencias de tesorería; la auditoría definirá si son necesarios más recortes

Antonio Dieter, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia

en A Coruña, 07 de abril de 2016 (00:47 CET)

Las tensiones de tesorería de la Confederación de Empresarios de Galicia la empujan hacia una nueva negociación con la banca. La patronal está dispuesta a asumir un nuevo endeudamiento para hacer frente a las facturas y la opción que prefiere su presidente, Antonio Dieter Moure, es refinanciar la hipoteca que pesa sobre la sede de la CEG, un coste de 80.000 euros trimestrales.

La ampliación hipotecaria es, a su juicio, una opción menos agresiva que la otra que está sobre la mesa y que adelantó este medio en febrero, la solicitud de un crédito de entre 500.000 y 600.000 euros a la banca. Pero es también una pena, pues de mantener el ritmo actual de pagos la patronal amortizaría la hipoteca en 2017 y daría un paso de gigante para despejar su futuro económico.

Negociar con la banca sin aprobar las cuentas

La nueva hipoteca, en todo caso, aliviaría mucho las urgencias de liquidez, pues los 80.000 euros trimestrales actuales son una carga muy pesada para una organización que mantiene deudas con proveedores –según algunas fuentes próximas a los 200.000 euros, según otras inferiores a los 100.000-- y que abona algunas nóminas demasiado elevadas para su tamaño.

El problema para la negociación con la banca, al igual que sucedería en el caso del crédito, es que la CEG continúa sin aprobar sus cuentas. Presentará la auditoría que está realizando sobre sus balances a Abanca, BBVA, Santander y Pastor, el grupo de entidades que financiaron la sede. Es un mecanismo que ya utilizó el anterior presidente, José Manuel Fernández Alvariño.

El equilibrio de poderes

Para que estos planes salgan adelante deben cumplirse dos premisas. Primero, que en la reunión del comité ejecutivo y junta directiva del 12 de abril Dieter Moure consiga respaldo suficiente, algo nada sencillo por la oposición de las direcciones de Lugo, Pontevedra y Ourense.

La pontevedresa, que encabeza Jorge Cebreiros, emitió este miércoles un comunicado para reiterar que ninguna de sus decisiones en la patronal gallega está encaminada a bloquear al actual presidente y que actuará en todo momento desde la respondabilidad. Pérez Canal, presidente de la ourensana y rival de Diéter en las últimas elecciones, mantiene su enfrentamiento, pero ha perdido muchos apoyos en su propio feudo desde la derrota en su carrera hacia la CEG.

La auditoría definirá los pasos a seguir

La segunda premisa es que la auditoría interna no se aleje demasiado de las estimaciones del actual presidente. Algo que tampoco sería descabellado a juzgar por la disparidad de versiones que manejan los distintos representantes de la patronal.

En los círculos más críticos con el nuevo presidente, se estima que la CEG necesita obtener o ahorrar un millón de euros para acabar el año. Empresarios próximos a Moure, sin embargo, consideran que incluso sin la ampliación de hipoteca se podría acabar el curso pagando a trabajadores y proveedores.

Recortes en el horizonte

La auditoría y la reunión del próximo martes perfilarán también si hay recortes en la patronal, básicamente supresión de servicios, bajadas de sueldo o salida de trabajadores. Ninguna de estas opciones se estudiará hasta tener el chequeo de los números, que todavía no está terminado, sobre la mesa.

La previsión de Diéter era abordar una reducción de salarios. Alvariño ya hizo una limpieza de trabajadores rasos y los que se mantienen en la CEG es personal con sueldos muy elevados o bien con muchos años en la institución. Asumir las indemnizaciones de esta plantilla supondría un nuevo problema de liquidez para la patronal.

La eliminación del coche oficial y del gabinete de comunicación aligeró los costes fijos en 7.000 euros mensuales, según asegurá el presidente de los empresarios gallegos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad