La patronal gallega afronta las elecciones más abiertas de su historia

stop

El descontento de parte del empresariado podría forzar la aparición de nuevos candidatos, además de Fernández Alvariño y Fontenla, que sopesa volver a presentarse

Fontenla y Fernández Alvariño tras las últimas elecciones a la presidencia de la CEG / EFE

11 de mayo de 2013 (00:31 CET)

Ni siquiera han sido convocadas pero el empresariado gallego ya se está organizando de cara a las próximas elecciones de su patronal. Este podría ser año más reñido desde hace mucho tiempo.

Sin fecha aún fijada, el único candidato que se ha postulado de forma oficial a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) es José Manuel Fernández Alvariño, líder de la patronal de Pontevedra. En principio cuenta con los apoyos de su confederación y su intención es ganar también votos en Ourense, donde ya ha comenzado a maniobrar.

Fontenla se lo piensa

Será la tercera vez que se presente y que le dispute la presidencia a Antonio Fontenla Ramil, el actual líder de la CEG, en el caso de que opte a la reelección. Este lleva desde 2001 al frente de la patronal gallega.

Si bien hace semanas ya que los empresarios del sur sostenían que Fontenla no se presentaría esta vez, diversas fuentes han confirmado a Economía Digital que es muy posible que el coruñés espere “hasta el último momento” para hacer oficial su candidatura.

Los escollos del presidente

Muchos suponían que Fontenla trataría de buscar un candidato de su agrado que se presentara a las elecciones dado las diversas polémicas que han rodeado su figura en los últimos tiempos. Los escándalos que rodean a la urbanización coruñesa de Someso, así como el hecho de que el pasado año tuviese que liquidar Construcciones Fontenla al no poder hacer frente a un pasivo de 40 millones de euros semejaban escollos muy difíciles de superar.

No obstante, parece que la determinación de Fontenla pasa por volver a presentarse. Eso sí, como él mismo declaró esta semana en un acto en Compostela, no convocará elecciones hasta que no tenga “todas las cuentas aprobadas”. De momento, espera “las dos auditorías que faltan” de las 11 plataformas que tiene la patronal en el exterior. Una vez aprobadas las cuentas anuales convocará asamblea electoral. “Seguramente las elecciones se celebren a mediados de julio”, indican fuentes cercanas al también líder de los empresarios coruñeses.

Candidato alternativo


Pero, aunque difícil, puede que en esta ocasión, Alvariño y Fontenla no sean los únicos candidatos. Según ha podido saber este medio, desde las distintas confederaciones de Galicia están surgiendo voces críticas que tantean un candidato alternativo. Los escándalos que han rodeado la figura de Fontenla en los últimos tiempos y las polémicas que suelen acompañar a las declaraciones de Fernandez Alvariño no son de su agrado.

Si bien todavía no hay ningún nombre decidido, fuentes consultadas reconocen que "ya se ha tocado a algunas personas". Entre los posibles candidatos suena Benito Iglesias, presidente de la Federación de Empresas Inmobiliarias de Galicia (Fegein) y miembros de la junta directiva de la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO).

Proceso complicado

A pesar de los movimiento, que existen, el ascenso de un candidato alternativo es complicado. Las juntas directivas de cada provincia y de las confederaciones sectoriales son los encargados de escoger a los compromisarios que votarán en la asamblea, por lo que el reparto de fuerzas suele quedar establecido ya antes de la propia votación.

Sin embargo, en esta ocasión ni Fontenla ni Alvariño parecen contar con todos los apoyos que antaño tenían en sus feudos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad