La patronal eólica estalla contra la Xunta: "Galicia no es competitiva"

stop

Alerta de la fuga de inversiones hacia otras comunidades debido a los impuestos y barreras implantadas por el gobierno gallego

Inauguración del parque eólico de Gas Natural Fenosa en Cabo Vilán

en A Coruña, 06 de marzo de 2016 (01:14 CET)

La relación entre la patronal eólica gallega y la Xunta ha ido dando tumbos desde que Alberto Núñez Feijóo anular el reparto del bipartito y poner en marcha el suyo. Aquel desarrollo estuvo lastrado por la reforma energética y el recorte de las primas a las renovables, pero también por las trabas fiscales que puso el Gobierno gallego para gravar a los parques, como el canon eólico o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que, a la hora de la verdad, está siendo anulado por los tribunales cuando se aplica a las eólicas.

Desde entonces, la tensión con la Asociación Eólica de Galicia (EGA) ha sido evidente, y a pesar de que se pactó una tregua cuando la Consellería de Economía intentó rescatar el concurso aplicando rebajas para los promotores, la patronal ha vuelto a estallar este sábado, lamentando la "falta de capacidad competitiva" de la comunidad por las "barreras impuestas" por la Xunta.

Las barreras 'made in' Galicia

EGA enumera sin medias palabras las iniciativas a su juicio contraproducentes del Gobierno gallego: "la política fiscal, el canon eólico, los planes industriales, el marco normativo autonómico, los concursos eólico y las recientes sentencias de los tribunales de justicia", que han señalado que el reparto del bipartito estuvo mal anulado mientras el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia tumbaba el que puso en marcha el entonces conselleiro Javier Guerra en aras de la seguridad jurídica.

"Resulta verdaderamente significativa la falta de toda respuesta por parte del Gobierno de la Xunta a las demandas del sector para eliminar los obstáculos que impiden el desarrollo eólico gallego", espeta la patronal, que critica a Francisco Conde por defender el canon eólico.

La anulación del concurso

"Realizar este tipo de manifestaciones públicas en un contexto en el que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acaba de anular el último concurso eólico promovido por el Gobierno del presidente Feijóo, y sin que el conselleiro de Economía todavía se haya reunido con la patronal del sector eólico para trasladar las actuaciones que el Gobierno pretende plantear para minimizar los efectos de la sentencia referida, supone una prueba más de la falta de voluntad política para hacer frente a la situación", reprueba la asociación.

Por ello, llama a "acometer con urgencia" las necesarias reformas normativas para la adecuación a la ley del sector eléctrico, debido a la "actual falta de capacidad competitiva de Galicia ante futuras subastas eólicas".

Parálisis de nuevos parques

La Xunta ha defendido su reparto de megavatios por la vía judicial, recurriendo la sentencia que anulaba el concurso ante el Supremo. Francisco Conde defendió que hasta el momento la Xunta acumula 21 sentencias sobre el concurso eólico, de las 17 han sido favorables a la legalidad del concurso.

Otra cosa es la actividad del sector, que desde la reforma eléctrica apenas instala megavatios en Galicia donde, de hecho, llegó a acumular dos años en blanco. La producción sigue siendo buena, por la calidad del viento gallego para la energía eólica, pero comunidades como Andalucía, Castilla y León o Castilla-La Mancha han dejando atrás en cuanto a potencia instalada al territorio gallego, otrora referente en el desarrollo de renovables.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad