Marta Margarit, secretaria general de Sedigas

La patronal de Reganosa carga contra el tijeretazo de Competencia

La patronal de las empresas gasistas, Sedigas, acusa a Competencia de falta de diálogo y de fundamentar su recorte en datos erróneos o incompletos

El sector del gas sigue en pie de guerra por la propuesta de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) para recortar la retribución por las infraestructuras gasistas. Sedigas, la agrupación que engloba a las principales empresas españolas, entre ellas, Reganosa, asegura que el plan que propone el superregulador desincentivará las inversiones para la expansión del sector. Y lo hará, según la patronal, sin dejar el beneficio esperado para el consumidor. "La reducción no va en beneficio directo del consumidor final", subrayó la secretaria general de Sedigas, Marta Margarit, en declaraciones a EFE.

Margarit explicó que las empresas gasistas cuestionan las cifras de Competencia, que prevé que los costes que abonan los usuarios por las infraestructuras se rebajarían en un 26 % para los consumidores domésticos y en un 6,7 % para la gran industria durante el periodo 2021-2026. Margarit puso en duda estas cifras y aseguró que el descenso de la retribución para las empresas gasístas será mucho mayor de lo que ha avanzado la CNMC y se situará entre el 17% y el 21 %. "El problema de estas circulares es que es muy difícil reproducir los números porque están incompletas y están mal trabajadas", lamenta Sedigas.

Falta de diálogo en la CNMC


La patronal reprocha a Competencia que no haya mantenido "ningún diálogo y ninguna consulta ni con el sector ni con el Ministerio" a la hora de redactar sus circulares. A juicio de la entidad, con la nueva regulación que se quiere imponer para un periodo de seis años a partir de 2021 "el sector gasista va a abandonar su actividad expansiva" porque sus inversiones dejarán de ser rentables. "Sería una pena, porque tenemos mucho que aportar, tanto a la industria como a la edificación, como a la movilidad", concluyó Margarit. 


Sedigas ya ha hecho alegaciones a las circulares sobre las retribuciones y está trabajando en otras referidas a los peajes para tenerlas listas antes del próximo día 30, cuando se cierra el plazo para presentarlas. A partir de esa fecha, y teniendo en cuenta las alegaciones que haya recibido, la CNMC someterá un texto al Consejo de Estado. El dictamen que emita este organismo no será vinculante para la Comisión, que tendrá la última palabra.


Margarit recordó que el proyecto de una nueva interconexión gasística entre España y Francia está "congelado" y que las comisiones reguladoras de uno y otro país han declarado que no lo consideran rentable.
Sedigas está a la expectativa de si la Comisión Europea sigue considerando prioritario ese proyecto, ya que era quien había impulsado la idea de esta infraestructura para garantizar el abastecimiento del centro de Europa.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad