La patronal, como España: camina hacia la ingobernabilidad

stop

Pérez Canal, presidente de los empresarios de Ourense, planea presentar su candidatura la próxima semana sin tener garantizados los apoyos de A Coruña y una buena parte de las sectoriales

Antonio Fontenla, Fernández Alvariño y Pérez Canal

en A Coruña, 31 de diciembre de 2015 (01:20 CET)

Reuniones oficiales y oficiosas han marcado la última semana de la Confederación de Empresarios de Galicia, que busca nuevo presidente tras la salida de José Manuel Fernández Alvariño. Los comicios previstos para el día 15 no tienen todavía candidato visible, a una semana de que se cierre el plazo establecido para que levante la mano quien quiera tomar los mandos de una patronal con apuros financieros y urgencias de gestión.

Quien primero lo hará será, previsiblemente, José Manuel Pérez Canal, presidente de la Confederación de Empresarios de Ourense y CEO de Aceites Abril. El próximo lunes se reúne la patronal ourensana y probablemente sea entonces cuando Pérez Canal confirme oficialmente a los suyos su candidatura, para la que sigue intentando sumar apoyos. Si nada cambia, respaldarán su apuesta las directivas de Ourense, Pontevedra y Lugo, pero ni siquiera eso basta para garantizar la victoria y un tránsito tranquilo hacia el sillón más elevado de la CEG.

Muchos votos en el aire

Los votos de la Confederación de Empresarios de A Coruña, de Antonio Fontenla y su entorno, están en el aire, por más que Pérez Canal ha intentado atraerlos hacia sí. Lo mismo sucede con buena parte de las sectoriales, las que se opusieron a Fernández Alvariño y alguna más, que entienden que el convulso mandato del ex presidente de la CEG debe concluir con la apertura de una nueva etapa, rompiendo los lazos también con quien fuera su apoyo hasta última hora, el propio Pérez Canal.

En el caso de Fontenla, la candidatura del empresario ourensano nunca ha sido de su entusiasmo. Se sabe en los círculos empresariales desde que el gerente de Aceites Abril sonó para relevar a Alvariño el pasado verano. Fontenla ya manifestó públicamente que no optará a la presidencia y que no impulsará a candidato alguno. Desde entonces se centra en gobernar su casa guardando un prudencial silencio de puertas afuera.

La ingobernabilidad

Sin embargo, los votos de sectoriales y de la provincial de A Coruña podrían confluir en un candidato alternativo, lo que dejaría las fuerzas muy equilibradas. Esa figura parece que será, apuntan fuentes empresariales, Antonio Diéter, presidente de la Asociación de Empresas de Formación de Ourense, que también manifestó su intención de presentarse al puesto. Diéter se opuso a la gestión de Alvariño en la CEG y a la de Pérez Canal en la patronal ourensana.

Esta división en los apoyos está provocando el retraso en que se oficialicen las candidaturas. Si el escenario con dos aspirantes se confirma, probablemente Canal sumaría más votos entre los 208 vocales de la patronal, pero sin suficientes apoyos para garantizar un mandato estable. Por eso, varios empresarios esperaban ayer nuevas tomas de contacto hasta el 8 de enero –fecha límite para la presentación de candidaturas- para desequilibrar la balanza y que solamente un candidato concurriese a las elecciones de la CEG.

Otro cabreo

El problema se agrava porque el comité ejecutivo de la patronal --ahora controlado por las direcciones provinciales tras las bajas de Fernández Alvariño, César Blanco, Javier Garrido, Alejandro Cruz o Juan Manuel Vieites-- ha decidido llevar a la asamblea el mismo día de las elecciones una modificación de los estatutos para incluir la figura de la moción de censura.

Todo indica que se aprobará y que establecerá unos parámetros severos, de manera que con poco más del 30% de los votos pueda ponerse sobre la mesa. Eso provocaría que una patronal fragmentada y una dirección débil tuviese muy difícil la gobernabilidad.

La iniciativa ha provocado un soberano cabreo en varios sectores de la CEG, que cuestionan que se pueda plantear estatutariamente la reforma por parte del comité ejecutivo sin pasar por la junta directiva, así como la legitimidad del actual comité para hacerlo, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad